País, Ultimas

Ratifican que la apropiación de nieto de Carlotto debe ser investigada en La Plata

La investigación sobre la apropiación de Ignacio Guido Montoya Carlotto, nieto de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo se tramitará en la Justicia federal de la capital provincial.


La Unidad Fiscal Federal platense ratificó que la investigación sobre la apropiación de Ignacio Guido Montoya Carlotto, el nieto de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo debe tramitarse ante la Justicia federal de la capital provincial y no en la ciudad de Buenos Aires.

Así lo formularon en un dictamen los fiscales Hernán Schapiro y Marcelo Molina, y el fiscal ad hoc Juan Martín Nogueira, ante el juez federal de La Plata Adolfo Ziulu, quien subroga al fallecido Manuel Blanco, según consigna el portal fiscales.gob.

Los fiscales presentaron el dictamen luego de que se les diera traslado sobre la respuesta negativa de Servini de Cubría a la solicitud de inhibitoria que le había planteado el juez platense pocos días antes de morir.

Los fiscales sostuvieron que la apropiación del niño “tuvo como antecedente inmediato, necesario e irrescindible, el secuestro y privación ilegal de la libertad de su madre, Laura Carlotto, en el centro clandestino de detención conocido como ‘La Cacha'”.

Agregaron que los hechos “se perpetraron en el marco de una unidad histórico-contextual, que sólo artificialmente resultaría divisible” y argumentaron que tras el nacimiento del bebé, Carlotto fue nuevamente trasladada a La Cacha, “por lo que resulta evidente que el parto y la sustracción de su hijo constituyen eslabones de una continuidad delictiva”.

“Acreditada la privación ilegal de la libertad de Laura Carlotto en ‘La Cacha’, fue éste el hecho ilícito antecedente que, entre otras cosas, facilitó la sustracción de su hijo, circunstancia que abona la idea de la conexidad”, remarcaron.

Consideraron que aquellos imputados que hayan prestado funciones en La Cacha durante el cautiverio de Carlotto “deberán ser investigados respecto del grado de participación que pudo haberles cabido en la sustracción, retención y ocultamiento del niño”.

Además sostuvieron que “no es preciso acudir a circunstancias tales como el lugar de nacimiento o de entrega del niño, o bien, el distrito donde fue inscripto falsamente para establecer la competencia territorial”.

“Es altamente probable la hipótesis de que el nacimiento del niño pudo haberse producido en inmediaciones de La Cacha o en algún sitio cercano”, graficaron.

Plantearon también que “aún cuando por hipótesis -no concedida- se considerara que quien fuera falsamente inscripto como Ignacio Hurban no nació en esta jurisdicción, en el caso son aplicables a la presente tres reglas de conexión previstas en la ley procesal”.

Explicaron que la pena más gravosa de los delitos investigados corresponde al caso investigado en la capital bonaerense sobre los crímenes de los que resultó víctima Laura Carlotto (privación ilegal de la libertad, tormentos y homicidio), que prevén una escala penal mayor a la de los delitos vinculados a la sustracción de su hijo.

También hicieron referencia a la prelación de los delitos al sostener que “el secuestro y privación ilegal de la libertad de Laura Carlotto fue cometido con anterioridad a la sustracción de Guido Montoya Carlotto y fue el antecedente necesario para su comisión”.

Finalmente, los representantes del Ministerio Público ponderaron “razones de economía procesal y mejor administración de justicia”, teniendo en cuenta el avance de las investigaciones sobre el centro clandestino La Cacha.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios