Edición Impresa, Política, Últimas

Que no se Corte el diálogo

Binner, Superti y varios integrantes del máximo tribunal de Santa Fe se reunieron ayer para analizar las transformaciones del sistema judicial tras cruces verbales en torno a la modificación del Código Penal.

“Muy positiva”. Estas dos palabras fueron las elegidas por los protagonistas a la hora de sintetizar el resultado de la reunión de ayer entre el gobernador Hermes Binner, acompañado por el ministro de Justicia Héctor Superti, y varios integrantes de la Corte Suprema de Santa Fe. Tras los cruces verbales de las últimas semanas en torno a la reforma del sistema penal que impulsa la Casa Gris y que fue votado por la Legislatura, que entre otras cosas incorpora el juicio oral y público, desde ambos poderes se intentó relajar la situación de tirantez, apostaron a “buscar consensos” y mantener un “diálogo fluido”.

Tanto desde el Ejecutivo como desde Poder Judicial hicieron hincapié en que la charla tuvo como propósito analizar la marcha de los procesos de transformación de la Justicia. La reunión no sólo giró alrededor de la reforma penal, sino que se abordaron otros tópicos que hacen al funcionamiento del sistema judicial, incluso se coló la reforma de la Constitución que promueve el gobierno de la provincia.

El encuentro realizado ayer en la sede rosarina de la Gobernación se extendió por alrededor de una hora y media. Binner y Superti recibieron al presidente de la Corte, Rafael Gutiérrez; a los jueces del máximo tribunal Roberto Falistocco, Daniel Erbetta y María Angélica Gastaldi; también estuvo el procurador general Agustín Bassó, quien en febrero pidió que se declare inconstitucional una parte de la reforma del Código Penal, lo que generó chisporroteos entre la gestión binnerista y la cabeza del Poder Judicial. En tanto, Eduardo Spuler y Mario Netri faltaron a la cita por encontrarse de viaje.

“Cuando asumimos planteamos la independencia de los poderes pero también la necesidad del diálogo. En ese marco se desarrolló la reunión de hoy (por ayer), que fue muy cordial”, sostuvo Binner, y agregó: “La reforma judicial está en marcha y no hay vuelta atrás. Estuvimos con los senadores (el jueves) y hablamos de eso porque estas leyes (relativas a la transformación de la Justicia) han sido votadas por unanimidad y necesitamos concretar la reforma judicial a partir del acuerdo de los tres poderes”.

El presidente de la Corte, Rafael Gutiérrez, fue el primero en salir de la reunión y esbozar un escueto balance. “Fue una reunión muy positiva. Le planteamos al gobernador necesidades de funcionamiento y también presupuestarias. Se habló de plantear un diálogo permanente a los fines de llevar adelante las transformaciones del sistema judicial”, comentó.

Cuando se le preguntó sobre las diferencias que en los últimos días quedaron de relieve entre ambos poderes, Gutiérrez respondió: “Por supuesto que fueron superadas”. Pero trascartón, y bajando a los apurones por las escaleras de la Gobernación, soltó: “Entre la Corte y el Ejecutivo no hay ninguna diferencia. Podrá haber algunas cuestiones de metodología, pero en lo importante estamos todos de acuerdo”.

Para Gastaldi, “todas las reformas que involucran al Poder Judicial son complejas así que hay que ponerse de acuerdo en muchos temas”. “Todos pensamos que fue una reunión muy positiva”, dijo la ministra de la Corte santafesina. Su par Erbetta coincidió en que se trató de una reunión “altamente positiva” y que “va a contribuir a las posibilidades de desarrollo de distintas políticas”.

“Hace a la responsabilidad institucional que haya un diálogo sostenido entre los poderes del Estado y que también se dé por finalizada una etapa en donde hubo declaraciones públicas que no contribuyeron al fortalecimiento institucional”, indicó Erbetta en contacto con los periodistas.

Y continuó: “No sólo se habló del proceso de reforma penal, sino también problemas que tienen que ver con la Justicia laboral y civil en el marco de un plan de transformación y de modernización del Poder Judicial. Esto va a permitir avanzar a paso firme en estos procesos de reforma”. 

Por su lado, el ministro Superti calificó al encuentro como “necesario, importante y positivo desde el punto de vista institucional, ya que se ratificó la voluntad de dialogar para avanzar con los cambios que se están llevando adelante en la justicia de Santa Fe”.

“El gobernador planteó con una visión más amplia las reformas que se están llevando adelante a nivel del Estado, como el Plan Estratégico, la descentralización, la participación ciudadana”, contó el titular de la cartera de Justicia y Derechos Humanos de la provincia.

“Cuando hablamos de reforma judicial, no se acotó al problema penal sino que también hablamos de los proyectos de leyes con media sanción de mediación y de justicia comunitaria, y también se habló de la reforma tributaria, que varias veces se ha impulsado, y luego la necesidad de consolidar todos estos cambios en una reforma constitucional”, indicó Superti.

“Tengo la impresión personal que la Corte, que es un cuerpo colegiado, tiene una decisión de empujar las reformas que se están llevando adelante en el sistema judicial”, acotó el ministro, confiado de que el diálogo no se corte.

Comentarios