Policiales

Juicio abreviado

Purgará ocho años de cárcel por cuatro atracos a comercios céntricos

Los robos ocurrieron en inmediaciones de Tucumán y Sarmiento entre febrero y marzo de 2018, todos con el mismo modus operandi: Brian César Figueroa simulaba ser un cliente y en un momento sacaba un arma y exigía la recaudación


Captura de video

Un joven de 23 años fue condenado a ocho años de prisión en el marco de un juicio abreviado que lo halló culpable de cuatro atracos ocurridos a comienzos de 2018, en un radio de tres cuadras del centro de Rosario.

Brian César Figueroa purgará ocho años y cuatro meses de cárcel. La sentencia se acordó en un procedimiento abreviado que homologó el juez Ismael Manfrín. El acuerdo lo había presentado la Fiscalía, a cargo de César Cabrera, y la defensa, representada por el abogado Leopoldo Monteil, bajo la calificación legal de robo calificado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no puede tenerse por acreditada. Los atracos fueron cometidos entre el 21 de febrero y el 13 de marzo de 2018 en minimarkets y comercios en inmediaciones de Tucumán y Sarmiento.

El 26 de marzo Figueroa caería detenido y dos días después fue imputado por los cuatro hechos. En ese entonces el Ministerio Público de la Acusación difundió un video con el rostro del asaltante para solicitar que otras posibles víctimas del asaltante radiquen la denuncia. 

Acechador céntrico

El condenado fue hallado culpable de cuatro robos, tres de ellos cometidos en Tucumán al 1100 y otro en Mitre al 200. Todos con el mismo modus operandi: Figueroa simulaba ser un cliente y en un momento desenfundaba un arma y exigía la recaudación.

El primero fue el 21 de febrero de 2018 a las 8 en un local comercial de Tucumán al 1100 cuando Figueroa, bajo amenazas con un arma de fuego, entró a un local y sustrajo dinero, elementos personales y mercadería.

El segundo ocurrió el día 6 de marzo a las 22.30 en esa misma cuadra cuando ingresó a un local comercial y bajo amenazas de muerte obliga a la víctima a ingresar al depósito del local y lo agredió en la cabeza. Segundos después se alzó con dinero, mercadería y elementos personales.

Seis días después, también en Tucumán al 1100, el condenado asaltó a las cuatro de la tarde otro local del que se fue con dinero y elementos personales, señalaron fuentes judiciales.

El último atraco que se sumó en el legajo judicial de Figueroa ocurrió un día después, el 13 de marzo. A las 20.30, en Mitre al 200, el joven ingresó a un local comercial y en compañía de otra persona aún no identificada y bajo amenazas redujo a la empleada, llevándola al depósito y atándola en los pies y las manos. Así, saqueó la caja registradora y se alzó con pertenencias.

El 26 de marzo la Policía Comunitaria detuvo a Figueroa y le halló algunos de los elementos sustraídos.

Once meses después, este martes 7 de febrero, la Fiscalía y la defensa arribaron a un acuerdo abreviado que firmó el juez de primeria instancia Ismael Manfrín.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios