Edición Impresa

PRO: discuten el reemplazo de tercera concejala electa

María Julia Bonifacio, quinta en la lista, irá al Tribunal Electoral para que se respete el cupo femenino.

La sorpresiva elección del PRO en Rosario, donde conquistó tres bancas para el Concejo Municipal, trajo consecuencias inesperadas hacia adentro del partido. A pocos días de las elecciones, la tercera concejala electa, Sofía Alarcón, del sindicato del Vidrio, presentó su renuncia ante el Tribunal Electoral santafesino, en la que adujo “razones estrictamente personales de índole familiar”. A partir de ese momento quien le seguía en la lista, Marcelo Ayimen, del mismo sindicato, ingresó un expediente al Concejo reclamando para sí ese lugar. Sin embargo, la quinta candidata a concejal de la lista de Unión PPO Federal, la joven médica rosarina María Julia Bonifacio, realizará en los próximos días una presentación en el organismo electoral de la provincia, donde reclamará que se respete “el cupo femenino” y sea ella quien ingrese en lugar de la renunciante Alarcón.

En diálogo con El Ciudadano, Bonifacio dijo tener “el aval del frente de partidos” que conforman Unión PRO Federal en Santa Fe y explicó la esencia de su posición. “Nuestro planteo se basa en la igualdad de género que marca la ley 10.802, que garantiza la participación femenina a nivel político, algo que no es una cuestión menor. Si se designara un hombre en ese lugar se estaría vulnerando el espíritu de la ley”, sostuvo Bonifacio, y agregó: “Sería la primera vez que tienen que entregar diplomas a tres concejales hombres”.

Bonifacio aclaró que su reclamo no era “una cuestión personal” con Ayimen, sino “simplemente una defensa del género femenino”, y no se cansó de repetir: “No quiero pasar por encima de Marcelo”.

Tanto Alarcón como su reemplazante, Marcelo Ayimen, provienen del sindicato del Vidrio de Rosario y eran la “pata peronista” de la lista de candidatos a concejales que presentó Unión PRO Federal en las pasadas elecciones del 24 de julio.

Bonifacio destacó que “el frente tiene una posición favorable” sobre su reclamo y resaltó la importancia de que la renuncia se produjera como “concejala electa” y no como “concejala proclamada” donde, reconoció, la ley indica que ante una renuncia debe asumir quien le sigue en la lista.

Sin embargo, al haberse producido la renuncia antes de la asunción, Bonifacio cree que se debe respetar “el espíritu de la ley de cupo femenino”.

“Quiero ser concejal”, dijo Bonifacio y prometió una presentación formal, en reclamo de su banca “antes del 7 de septiembre” en el Tribunal Electoral de la provincia.

El 10 de diciembre, sin embargo, es la fecha prevista para la asunción de los nuevos ediles, y la comisión de Poderes del Concejo Municipal analizará en ese momento la renuncia de Alarcón, quien tendrá que concurrir al recinto, y definirá los pasos a seguir.

Bonifacio pidió el apoyo de los concejales y de los políticos en general en una causa que ya tiene adherentes, como por ejemplo la concejala kirchnerista Norma López, quien ya salió a pedir que se respete la ley de cupo.

La concejala del Frente parala Victoriay vicepresidenta del cuerpo, dijo que más allá de que se estén cumpliendo con todos los pasos legales sin incurrir en una infracción, “la asunción de Marcelo Ayimen en lugar de Alarcón vulnera la equidad de género en el acceso a los cargos que establece la ley (10.802) de cupo femenino”.

Roy López Molina y Alejandro Roselló son los dos concejales electos que se sumarán a Laura Weskamp en el Concejo a parti de diciembre. Sólo resta saber si los acompañará un hombre o habrá otra mujer más entre las 22 bancas del Concejo Municipal.

Comentarios