País

Insólito

Por un olvido de la Justicia estuvo internado 47 años

Una trabajadora social denunció públicamente la situación. En el año 1971, un peón rural de 22 años en ese entonces, fue detenido por una causa de lesiones leves y fue derivado a un hospital psiquiátrico. Desde aquel momento, y ya cumplida largamente la pena, nadie se acordó de él


Un olvido de la Justica dejó internado durante 47 años a Miguel Arroyo en el hospital psiquiátrico Emilio Vidal Abal de la localidad cordobesa de Oliva.

Un olvido de la Justica dejó internado durante 47 años a Miguel Arroyo en el hospital psiquiátrico Emilio Vidal Abal de la localidad cordobesa de Oliva. De no ser por la trabajadora social Consuelo Visconti, que hizo una denuncia púbica, la situación del paciente no hubiera salido a la luz.

Arroyo era un trabajador rural. A los 22 años, en 1971, fue detenido por un delito de lesiones leves y fue internado en el mencionado hospital con un diagnóstico de esquizofrenia.

El peón cumplió sobradamente con la pena impuesta pero su situación no fue revisada por la Justicia.

Según el diario La Voz del Interior, se desconoce por qué causa fue detenido Arroyo ya que hace dos años se quemaron gran parte de los expedientes judiciales del Tribunal Federal de Bell Ville, donde fue juzgado. Pero su tiempo de encierro supera al del mayor asesino en serie de la historia de Argentina, Carlos Robledo Puch, que cumple cadena perpetua desde el 4 de febrero 1972 por diez asesinatos.

Oliva llamó la semana pasada al juzgado para conocer la situación procesal de Arroyo.

Desde de su intervención, un juez y un defensor público solicitaron una nueva prueba psiquiátrica para evaluar la situación del detenido, que en dos meses cumplirá 70 años. Aunque en el informe difundido por los medios se describe a Arroyo como una persona con un “estado de salud estable, sin patologías, que se maneja solo, puede comer e ir al baño”, las autoridades destacaron ayer que está siendo medicado y que no está en condiciones de abandonar el hospital.

El secretario de Salud Mental cordobés, Néstor Filipponi, admitió que Arroyo fue internado por orden judicial, pero aclaró que no puede salir del centro psiquiátrico porque tiene una patología crónica y carece de familiares que puedan hacerse cargo de él. Flipponi detalló que Arroyo padece esquizofrenia y demencia senil.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios