Sociedad

Muestra de cariño universal

¿Por qué hoy se festeja el Día Internacional del Beso?

Las razones que se encuentran detrás de la fecha tienen acento tailandés.


Cecilia Bolocco y Carlos Menem, en una postal que quedó para la historia.

El Día Internacional del Beso se celebra el 13 de abril, una fecha que surgió gracias al beso más largo de la historia, que duró 58 horas, 35 minutos y 58 segundos y que fue protagonizado por una pareja tailandesa durante un certamen.

La pareja, de esta forma, rompía su propio récord de 46 horas consecutivas, logrado el 13 de abril del año anterior.​ En muchas ciudades, diversos tipos de concursos se organizan este día en los que los participantes deben establecer registros de besos.

Dos extraños se besan en Nueva York al término de la cruenta Segunda Guerra Mundial, en 1945.

 

Como vírgenes. Britney Spears y Madonna, en 2003.

 

Caniggia y Maradona. Un festejo xeneize que quedó para la historia.

 

Beso fraternal socialista detrás de la cortina de hierro. Breznev y Honecker, en una postal de la Guerra Fría de 1971.

 

Iker Casillas y Sara Carbonero. Un beso que sorprendió en el Mundial de Sudáfrica 2010.

 

A pesar de que el Día Internacional del Beso no cuenta con la trascendencia de otras fechas, como la del Día de los Enamorados, empieza a ganar terreno quizás por desconocida y curiosa.

El Día Internacional del Beso se ganó su sitio en el calendario hace relativamente poco tiempo. Con cinco años de vida, hoy copa trending topics, charlas en la calle y, por supuesto, besos. Porque cualquier excusa es buena para echar mano de una de las muestras de cariño más universales y repetidas.

Spiderman con Mary Jane. El beso fue seleccionado como el séptimo mejor en la historia del cine.

 

¿Por qué el 13 de abril viene marcado como el Día Internacional del Beso? Las razones que se encuentran detrás de la fecha tienen acento tailandés. El Día Internacional del Beso surgió en el 2013 después de que una pareja de ese país consiguiera protagonizar el beso más largo de la historia, que duró la friolera de 58 horas, 35 minutos y 58 segundos. La hazaña no se quedó sin premio. La pareja se llevó a casa, además de las 58 horas de amor, un par de anillos de diamantes y una alegría para su cuenta corriente de unos 3.000 euros.

Si te gustó esta nota, compartila