El Hincha

Básquet

Por el Coronavirus, la NBA analiza terminar la temporada en la casa de Mickey Mouse

El complejo cuenta con hoteles, campos de entrenamiento y tres estadios. Se crearía una "burbuja" en los parques de Orlando donde alojarán a planteles y sus familiares más cercanos


El Covid-19 causó estragos en Estados Unidos, donde los fallecidos ya superaron la cifra de 100 mil personas. Y esta situación provocó un caos en la economía, incluyendo los deportes profesionales que mueven millones de dólares. Y en ese sentido, la más afectada es la NBA, que tuvo que parar a 20 partidos de los inicios de play offs, que en condiciones normales, por estos días estarían definiendo los campeones de cada conferencia.

La NBA no se resigna a dar por terminada la temporada, hubo innumerables charlas con los dueños de franquicia y el comisionado Adam Silver en busca de una solución, y hay una idea que se fue puliendo y sería la solución para que la temporada 2019/20 tenga un final feliz.

La NBA sabe que es imposible pensar en terminar la temporada en condiciones normales. Con la crisis sanitaria sin detenerse, pensar en vuelos de una ciudad a otra y movilizar planteles por el país es inviable. Por eso desde hace un tiempo se pensó en jugar play offs en una ciudad única, o en el peor de los casos, con la conferencia este en una y la oeste en otra.

Y a la hora de buscar alternativas, surgieron dos lugares que reunían las mejores condiciones para esta idea de llevar a los equipos a una especia de “burbuja”, donde quedaran alojados durante el resto de la competencia: Las Vegas y Disney (Orlando).

Y en las últimas horas, los principales periodistas que cubren la NBA coincidieron en informar que el comisionado Silver ya tendría decidido que el “circo” de la NBA se traslade al complejo Disney de Orlando y allí definir la temporada.

La NBA considera que Disney World, hoy cerrado para el público, reúne todos los requisitos: complejos hoteleros donde aislar los planteles, incluso a sus familiares cercanos; campos de entrenamiento; y tres estadios para desarrollar la actividad, que lógicamente será sin público, pero aspira a tener una audiencia televisiva incluso superior a la habitual.
Las posibles pérdidas de más de 1.000 millones de dólares preocupan a la organización y las franquicias y por eso hay un visto bueno para esta idea de definir la temporada en Orlando, bajo la mirada de Mickey.

Los motivos por los que ahora se contempla Disney World como la tabla de salvación es que allí existe un complejo deportivo que reúne los requisitos ideales para fabricar la burbuja apropiada que permita esquivar la pandemia y reanudar la Liga. La seguridad sanitaria es la premisa. Los asesores de la NBA consideran que serán necesarias unas 15.000 pruebas del coronavirus rápidas, simples y fiables. Por el momento, la NBA ha aconsejado no efectuar pruebas a los jugadores y al personal si no tienen síntomas de la enfermedad para evitar así una reacción adversa de la población estadounidense que pueda considerarlo un agravio comparativo. Aunque durante la competencia serán testeados cada dos semanas.

El complejo ESPN Wide World of Sports de Disney World cuenta con tres pabellones deportivos y una amplia oferta hotelera en un espacio de 89 hectáreas. Los pabellones son el HP Field House, con 6.500 metros cuadrados, un gimnasio adyacente y una capacidad para 5.000 asientos, un dato solo ilustrativo porque todos los partidos serán a puerta cerrada. La experiencia avala una instalación donde se han disputado encuentros de la WNBA, la Liga universitaria y uno de los eventos mimados por la NBA: la fase final del torneo de formación JR NBA Global, que reúne una selección de los mejores jugadores del mundo de entre 13 y 14 años, donde hace unos años participó la rosarina Abril Vernazza.

En 2008 se inauguró allí un segundo pabellón, el Visa Center, similar al HP, en el que se pueden instalar hasta seis canchas de baloncesto. Y en 2018 se estrenó The Arena, un recinto que a menudo se utiliza para competiciones de gimnasia, pero adaptable para el baloncesto, con la posibilidad de acoger seis canchas.

Disney World cuenta con un complejo de hoteles que incluye dos muy cercanos al Wide World of Sports. La relación entre Disney World y la NBA es muy estrecha. El propietario actual de ESPN es la cadena de televisión abierta estadounidense ABC, a su vez controlada por The Walt Disney Company. Desde agosto de 2019 funciona en Disney Springs, centro comercial del complejo, el NBA Experience, un espacio interactivo y con tecnología de punta, con 13 diferentes actividades de baloncesto. Como para que todo cierre a la perfección.

Todavía hay dudas y resistencia del sindicato de jugadores, aunque la idea de llevar a familiares cercanos puede ser el punto de acuerdo.

Tampoco los entrenadores, muy sensibilizados después de que Patrick Ewing fuera hospitalizado la semana pasada y de que dos de ellos se encuentren por edad en el grupo de riesgo, Gregg Popovich, de 71 años, y Mike D’Antoni, de 68. “Parece que, desde un punto de vista logístico, sea lo menos incómodo, concentrar a todo el mundo en un mismo sitio, porque se eliminan los viajes. Puede que no sea tan sencillo después de haber tenido a un grupo de personas práctica-mente encerradas en sus casas durante tres meses, volver a encerrarlas, durante otros dos o tres meses. Puede llegar a ser mentalmente muy, muy pesado”, declaró Sergio Scariolo, técnico ayudante de los Raptors.

La idea ya está instalada. Los equipos se reducirían a 28 componentes, cuando normalmente son 45 como mínimo. A ello hay que añadir unos 36 árbitros, además de comisarios de pista, estadísticos, personal de mantenimiento de las pistas y el equipo técnico para hacer posible las retransmisiones por televisión.

Y algo más. Aún no se definió el formato de disputa, pero hay varias ideas. Una es arrancar directamente en postermporada con todos los equipos, respetando el récord que tenían al momento del parate. Con algunas eliminaciones previas hasta llegar a 16 equipos.

Y otra idea es conformar cuatro zonas de cinco o seis equipos, donde se privilegiaría el récord de partido de la temporada para armar “copones” con cuatro cabezas de serie (hoy serían Bucks, Lakers, Raptors y Clippers), y otro grupos de cuatro ordenados de acuerdo a su lugar en una tabla general, como en los Mundiales de fútbol.

Si es así, por primera vez en la historia podría darse con en la final se enfrenten dos equipos de la misma conferencia.
Todo muy loco. Casi un resumen perfecto de un año donde el Covid-19 trastocó todo tipo de planes y obligó a pensar en una nueva normalidad. Que para la NBA sería jugar en Disney.

Comentarios