Policiales, Últimas

Santa Fe

Ponían adoquines en la autopista, esperaban el choque y robaban a punta de pistola. Cayó el último sospechoso de la gavilla

Los tres ladrones ponían piedras de gran porte sobre la autopista Santa Fe Rosario para robar a los automovilistas. Están sospechados de cometer el delito de tentativa de homicidio y robo calificado

Imagen ilustrativa

La Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Regional I llevó adelante un allanamiento solicitado por el fiscal Martín Torres y detuvo a un joven de 22 años sospechado de participar en una tentativa de homicidio a través de un medio idóneo para crear un peligro común en un hecho de robo agravado en el barrio Los Hornos de la ciudad de Santo Tomé. Utilizando adoquines que dejaban en la autopista obligaban a detener a los automovilistas, que rompían sus autos contra los adoquines y los robaban en grupo y a punta de pistola. El uno de los casos se produjo un vuelco y las víctimas resultaron heridas

Este miércoles por la mañana en calle San Martín a un kilómetro de la autopista Santa Fe Rosario en la localidad de Santo Tomé se realizó el procedimiento que terminó con al detención de Lautaro Ángel S. El joven está sospechado de participar en varios hechos delictivos. El primero ocurrido la noche del 11 de enero cuando una mujer al mando de un Chevrolet Cobalt que estaba asignado como móvil oficial del gobierno, chocó contra unas piedras ubicadas sobre el pavimento y terminó contra la banquina. En ese momento tres jóvenes se acercaron al coche y tras amenazar a la conductora con un arma de fuego le sacaron el celular y una notebook, contó una fuente policial.

A la noche siguiente, en la misma autopista a la altura del barrio Las Vegas, en el kilómetro 145 un utilitario Berlingo chocó contra unos adoquines ubicados sobre la cinta asfáltica y dieron varios vuelcos. Los ocupantes del rodados eran empleados de una empresa de refrigeración de la ciudad de Paraná y tras resultar lesionados fueron apuntados con un arma por tres personas que se llevaron sus pertenencias. El GPS de uno de los celulares robados fue clave para dar con una vivienda en barrio Las Vegas donde se encontraron además de varios de los elementos robados documentos de identidad de otras víctimas que fueron asaltadas el 8 de enero con este mismo modus operandi, refirió la fuente.

Determinaron que el grupo delictivo habitaban en este barrio y en La Loma en Santa Fe, ambos barrios lindantes a la autopista y la circunvalación y lograron identificar a los tres sospechosos uno de ellos pariente de los moradores de la vivienda allanada que se usaba de “aguantadero”. En febrero se hicieron varios allanamientos que terminaron con la detención de dos de los sospechosos. El tercer presunto integrante de la gavilla cayó este miércoles tras un trabajo de inteligencia policial quien enfrentará imputación en los próximos días.

Comentarios