Ciudad, Edición Impresa

Fánaticos

Pokémon de Fin de Año

En el Centro Cultural La Toma se hizo ayer la última reunión de 2016 de los fans del personaje de ficción y su séquito. Se vendían desde gorros, paños para mouse de computadora hasta posavasos.


Ayer se realizó la última Pokeferia Navideña en el Centro Cultural La Toma, ubicado en Tucumán al 1300. Estos encuentros, que se hacen en forma mensual, surgieron a través de un grupo de Buenos Aires que hacían las llamadas Pokestore, donde los fanáticos compraban todo el merchandansing referido al fenómeno Pokémon.

Cintia es fan desde su más tierna edad de Pokémon y contó a El Ciudadano que este tipo de ferias cumplió un año el mes pasado.

“Empezamos a reunirnos en los patios de comidas de los shoppings con un grupo de fans donde llevábamos todo lo que teníamos referido a Pokémon. De poco fuimos creciendo y lo realizamos una vez por mes en La Toma”, detalló la joven.

En los stands se vendían gorras, pads para mouse, posavasos, planchas de stickers, llaveros, muñecos de colección, tejidos y de porcelana fría, entre otros objetos. Los precios oscilaban entre los 15 pesos hasta los 300.

Pero no sólo se compra en la feria sino que hubo sorteos gratuitos sólo por asistir, y también hubo juegos y actividades con premios para todos los que quieran divertirse y llevarse regalos.

También se realizó un torneo de “Super Smash Bros” para la consola Wii.

También realizaron un concurso de dibujo donde se eligió a los tres mejores y cada uno se llevó un premio. “La idea a partir del año que viene es hacer dos por mes porque muchos dicen que no pueden venir los sábados”, expresó Cintia.

Fénix tiene un stand en la feria y participó en todas desde que comenzó. Se profesión es diseñador gráfico y comunicador visual y además tiene un taller de impresiones. “Conocía poco de Pokémon y comencé a interesarme cada vez más. En mi stand vendo pósters, stickers, cardas, figuras de colección nacionales e importadas, peluches y hasta

funda para celulares. El precio más elevado es de 300 pesos y el más económico a partir de los 20. Todo de buena calidad. Por ejemplo, el llavero de Picachú más la pokebola cuesta 100 pesos”, concluyó el muchacho.

La Pokeferia es una reunión para fans de Pokémon, siempre con entrada gratuita y con muchas actividades para pasar una tarde distinta. Es para chicos y no tanto, ya que Pokémon tiene una trayectoria de 20 años y hay fans de todas las edades. En esta edición el foco principal estuvo en la feria, ya que falta poco para Navidad y participaron muchos stands que venden merchandising de la serie.

Comentarios