Ciudad, Edición Impresa

Playeros no quieren controlar el uso del casco

Por Diego Montilla.- Pese al consenso entre estacioneros y ediles, el gremio se niega a exigirlo como condición para cargar nafta.

Si bien el proyecto de ordenanza para que sea obligatorio el uso del casco en las motos a la hora de cargar combustible dio ahora un paso más hacia su concreción con el acompañamiento de los titulares de las estaciones de servicio –quienes tiempo atrás se mostraban en desacuerdo con la medida–, tras reunirse con los integrantes de la comisión de Obras Públicas del Concejo Municipal, desde el sindicato que nuclea a los playeros, imprescindible tercera pata del sector para llegar a un consenso definitivo, volvió a dejar en claro su no aceptación a la iniciativa que actualmente se discute en el Palacio Vasallo. “Nosotros decimos e insistimos en que no están contempladas en nuestro convenio colectivo de trabajo esas tareas de control. Si esto no se entiende entraremos en conflicto”, remarcó categórico Ismael Marcón, secretario general de de la seccional local del Sindicato de los Empleados de Estaciones de Servicio.

En la reunión que se realizó entre concejales e integrantes dela Cámarade Expendedores de Estaciones de Servicio y Garages se logró un primer consenso para avanzar con el proyecto. “Hay una muy buena voluntad de las estaciones de servicio de colaborar en esta ordenanza. Por supuesto que esta medida drástica y contundente está en una etapa previa. Hay un compromiso dela Municipalidadpara llevar adelante una fuerte campaña de información que seguramente va a durar meses, se estipulaban diez meses en total. Luego se irá implementando por etapas, tal como ocurrió con la ordenanza que prohíbe fumar en lugares públicos cerrados”, contó la concejala Mariana Alonso, quien participó del encuentro.

“Lo que vamos a hacer es cartelería mediante la cual se le informe al motociclista que no se le va a cargar combustible si no lleva el casco puesto en las mismas estaciones. Se van a realizar diez meses de una fuerte campaña y una evaluación por parte de los estacioneros y los playeros del comportamiento de los consumidores. A partir de ahí nos volveremos a juntar con los actores principales para analizar el acompañamiento de una sanción o no. Las tres ciudades que en Argentina tienen prohibición de carga de combustible sin el casco hasta el momento tampoco han aplicado sanciones a los propietarios y nos han dicho que esta medida está siendo muy eficaz en la concientización”, continuó.

La edila recordó que el proyecto –cuya autoría pertenece al concejal Aldo Gómez– “data del año pasado y se viene analizando en la comisión”. “La verdad es que estamos arribando a un consenso que ayudará a disminuir la preocupante siniestralidad de los motociclistas, ya que sabemos que el 60 por ciento de los accidentados que entran en el Heca son motociclistas. Realmente hay que avanzar en medidas de mayor concientización para el uso del casco”, afirmó.

Por su parte, el presidente de la cámara que nuclea a los estacioneros locales, Rubén Fernández, comentó: “No es la primera vez que hablamos de este tema, de hecho habíamos estado con el creador del proyecto, Aldo Gómez, hace seis meses interiorizándonos sobre cuál era la idea. La verdad es que estamos a favor y nos parece entendible colaborar en algo que es tan sensible como el hecho de los siniestros, algo que uno ve a diario”.

“Lo que principalmente se estuvo discutiendo es sobre si habría sanciones contra los estacioneros o playeros si en alguna oportunidad no respetaran esa ordenanza. Nosotros lo que convinimos es que realmente nuestros empleados tienen distintas actividades y ocuparse de eso, con sanciones de por medio, realmente lo veíamos complicado. Le propusimos a la comisión que nos parecía importante que participara el gremio porque en definitiva en la medida que todos participemos para consensuarlo va a ser mejor”, destacó.

El empresario se mostró de acuerdo y consideró primordial la realización de una campaña de difusión para informar los alcances del proyecto. “Lo que estuvimos viendo fue hacer una fuerte campaña de difusión porque en realidad estamos trabajando contra usos y costumbres, contra hábitos que no son buenos. Además, creemos que así comola Municipalidadestá haciendo trabajos de concientización llevándose las motos que no cumplen con la normativa que nos ayude del mismo modo. Nosotros no tendríamos poder de policía porque realmente eso sería un disparate. Nosotros estamos dispuestos a colaborar con toda nuestra organización y nuestra infraestructura para que la gente vaya siempre con casco, no solamente para cargar nafta”, subrayó.

En disconformidad, Marcón comentó que el gremio “no fue convocado en absoluto” a la mesa de diálogo para tratar el tema. “Si nos invitan iremos para dar a conocer nuestra posición. Nosotros entendemos el tema de los accidentes y todo eso pero tiene que quedar en claro que no somos personal de control ni policías. Con el gas es distinto porque es una normativa nacional y así está establecido, pero esto es distinto y se expone a los compañeros. Ya sabemos de experiencias y pruebas piloto en otras localidades y no funcionó”, explicó.

“Los trabajadores de las estaciones de servicio ya están sometidos a demasiadas presiones con el faltante de combustibles y las colas que se forman todos los días para agregarles el control de si una persona lleva puesta un casco para cargarle nafta”, concluyó.

Comentarios