Edición Impresa, Policiales

Plan de lucha en el Irar

Piden el pase a planta de 25 contratados y que se incorporen más acompañantes juveniles, para “generar otros espacios, trabajar con las familias de los chicos y crear condiciones reales de resocialización”.

Los empleados del Irar piden el pase a planta y la incorporación de más personal.
Los empleados del Irar piden el pase a planta y la incorporación de más personal.

Lucía Demarchi

Los trabajadores del Instituto de Rehabilitación del Adolescente de Rosario (Irar) realizarán mañana un cese de actividades a partir de las 11. Esto, en el marco de una serie de de reclamos laborales, entre los que se encuentran el pase a planta permanente de 25 empleados contratados, la incorporación de personal y el cambio de categoría a un grupo de trabajadores que interactúan con los internos y figuran como administrativos. A partir de las 12.30, los trabajadores agremiados en ATE realizarán una asamblea en la puerta de la Dirección Provincial de Justicia Penal Juvenil, en la que delinearán un plan de lucha.

“Hace un tiempo venimos reclamando una serie de puntos, y como agotamos la vía administrativa y no obtuvimos respuesta, convocamos a un cese de actividades y a una asamblea este jueves”, explicó a El Ciudadano Emiliano Scopetta, delegado de ATE del Instituto de Rehabilitación del Adolescente de Rosario (Irar).

Según Scopetta, en este momento en el Irar hay 25 personas que trabajan desde hace un año y medio bajo un “contrato de locación de servicios”, y lo que solicitan es que este grupo de trabajadores sea pasado a planta permanente.

“De esos 25, 18 somos acompañantes juveniles, es decir, trabajamos con una lógica convivencial, para que los chicos tengan otro tipo de referencia. Las mayoría trabajamos en educación y en comunicación social”, detalló el delegado.

Otro de los puntos del reclamo es que “muchas de las personas que trabajan con los internos están categorizados como administrativos, pero la tarea que en realidad realizan tiene una carga de responsabilidad mucho mayor”, dijo Scopetta, quien explicó que si estuvieran en la categoría que les corresponde deberían cobrar un “asistencial hospitalario”. Esto es un plus que se les debe abonar a quienes se encuentran en contacto directo con los chicos que están alojados en el Irar, ya que, como todos cuentan con antecedentes penales, se considera una tarea de riesgo.

“Además, lo que estamos pidiendo es que se incorporen acompañantes juveniles, porque con los que somos hay muchas cosas que se nos escapan. Si se duplica la cantidad se podrían generar otros espacios, trabajar con las familias de los chicos y crear condiciones reales de resocialización”, expresó el delegado.

“Porque el único derecho que perdieron los chicos es el de la libertad, pero todos los otros deben estar garantizados, como la educación, la higiene, la salud, y con 18 acompañantes juveniles para 48 pibes, no se puede”, agregó.

A estos reclamos se le suma el hecho de que los empleados que trabajan bajo el régimen del contrato de locación de servicios aún no percibieron el salario del mes de diciembre.

Así, unos 70 trabajadores del Irar convocan mañana a un cese de actividades desde las 11, cuando darán una conferencia de prensa frente al edificio de Saavedra y Cullen, hasta las 17.

La asamblea en la que se decidirá el plan de lucha será a las 12.30, frente a la Dirección Provincial de Justicia Penal Juvenil, en Dorrego 950.

Comentarios