Edición Impresa, Sociedad

Almuerzo por una gran causa

El grupo Todo por Amor, que alberga a 24 abuelos en 4 hogares, organiza una choripaneada con baile y bingo. Los fondos serán utilizados para habilitar dos camas en un quinto hogar, en Viamonte al 800.

En los hogares de Todo por Amor el que puede paga y el que no colabora.
En los hogares de Todo por Amor el que puede paga y el que no colabora.

Luciana Sosa

El grupo de adultos mayores Todo por Amor sigue trabajando para albergar a jubilados sin hogar y para continuar con esta iniciativa prepara una choripaneada para este domingo en la peña El Hornero (Juan Manuel de Rosas 2162). El objetivo es juntar fondos para poder tener una nueva habitación con dos camas, y así seguir sumando abuelos a los hogares.

El almuerzo tendrá lugar el domingo, de 12.30 a 18 y, además de los choripanes, pizzas y pastelitos que incluye la tarjeta de 25 pesos, habrá baile y bingo. Esta actividad tiene lugar gracias a la donación de la peña del espacio a utilizar y de aportes particulares de lo que se degustará en el encuentro.

“Estamos juntando fondos para poder crear un entrepiso en la vivienda de Viamonte al 800, y así guardar las cosas de los abuelos eso desocuparía una habitación donde podremos habilitar dos camas”, detalló Ana Moreira, una de las responsables de esta valiosa iniciativa que lleva más de diez años. El proyecto que emprendieron Ana y su esposo Ernesto Pidal consiste en albergar a jubilados sin hogar en alguna de las cuatro casas que se alquilan en nombre de Todo por Amor.

Allí, los abuelos que se quedan sin techo llegan para convivir con otros jubilados. “Los que perciben una jubilación, aportan parte de ella en el sostenimiento del hogar, o de la comida, además de cooperar con los quehaceres diarios de la casa. En tanto, aquél que no recibe nada, cooperará con las tareas del hogar y tiene el mismo derecho de convivencia que el que aporta dinero”, explicó Ana.

Meses atrás, cuando se conoció la propuesta de este matrimonio para los adultos mayores de la ciudad, se supo de la necesidad del aporte de horas de trabajo de algunos voluntarios. Afortunadamente, Ana comentó, no sin alegría, que el año nuevo comenzó con la llegada de seis voluntarios a la labor del cuidado de los jubilados. “Algunos de ellos son estudiantes universitarios que darán clases de computación a los abuelos, otros, mayores que no conocen de computación, donarán sus horas y su trabajo con algunas actividades como charlas, juegos y alguna que otra enseñanza de cocina”, detalló Moreira.

Es que los adultos mayores, además de compartir el día a día en cada una de las cuatro viviendas, están interesados en seguir aprendiendo y qué mejor que ingresar al mundo de la informática.

“La idea inicial es que estos ayudantes les enseñen algunos juegos en computadora para que vayan perdiendo miedo a la máquina, después se les enseñará a escribir en computadora y, tal vez, el que se anime aprenda a usar internet”, explicó Ana, y agregó que, por otra parte, “los voluntarios que tampoco sepan de computación podrán aprender junto a los abuelos”. “Es una manera de que todos aprendan de esta experiencia”, manifestó la mujer.

Asimismo, señaló que en la quinta casa de Todo por Amor se habilitarán las dos camas de acuerdo a los fondos percibidos por el almuerzo del domingo y que, con el paso del tiempo, se podrán habilitar algunas más si la situación económica del grupo mejora. En tanto, Moreira comentó entusiasmada que hace poco recibieron en calidad de préstamo un sexto hogar, al cual habrá que hacer algunas reformas, pero que si la suerte sigue de su lado en unos meses se podrá utilizar para alojar más abuelos.

“Estamos muy contentos con esta ayuda, al ser esta nueva casa prestada no tendremos que gastar en alquiler, lo cual es un aporte inmenso. Por ahora vamos a trabajar para estas dos nuevas camas de Viamonte al 800 (con lo cual sumarán 26 abuelos al cuidado de la agrupación), veremos si se habilitan más en los próximos meses y luego de algunas reformas que necesita la sexta casa podremos albergar a más adultos mayores, que tanto nos necesitan”, detalló.

Comentarios