Coronavirus, Política

Segunda ola

Perotti: “Ojalá podamos tener clases presenciales en los 19 departamentos”

El gobernador hizo un balance de la reunión que mantuvo con el presidente y el jefe de Gabinete y dijo que el fin de semana se evaluará el resultado de las últimas restricciones; recién allí definirá si vuelven o no las clases presenciales. “Las mediciones vienen dando mal”, reconoció Perotti.


Tras la reunión que mantuvo el miércoles en Buenos Aires con el presidente Alberto Fernández y el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, este jueves el gobernador de Santa Fe Omar Perotti hizo un balance positivo y pidió esperar hasta el fin de semana para evaluar el impacto de las últimas restricciones antes de definir posibles nuevas medidas.

“Ojalá podamos tener los 19 departamentos con clases presenciales, con el nivel de actividad con cumplimiento de protocolos que nos permita tener dinámica deseada en el conjunto de la provincia”, señaló el mandatario provincial.

Por el fuerte aumento de los contagios de coronavirus, esta semana el gobierno provincial suspendió las clases presenciales en los departamentos Rosario y San Lorenzo. La intención es poder retomar la presencialidad a partir de la próxima semana, pero eso va a depender de una hipotética mejoría en el sistema sanitario, alfo que recién se evaluará el fin de semana.

“El viernes se cierra la semana epidemiológica y allí se hace un cruce para ver cuál es la incidencia que tiene el crecimiento de casos en la provincia”, indicó Perotti. “Sobre el fin de semana tendremos una evaluación de la marcha de la provincia en el tema epidemiológico y habrá anuncios porque la aplicación de las medidas es por siete días en Rosario y San Lorenzo”.

En paralelo, durante la semana la ministra de Salud Sonia Martorano anticipó que el gobierno observa con atención la situación en el departamento, que a su criterio debería estar ya catalogado como zona de alerta sanitaria, tal como ocurrió la semana pasada con los departamentos Rosario y San Lorenzo.

 

De alarma a riesgo alto

La semana pasada el gobierno nacional definió una nueva forma de clasificación de los territorios según el impacto del coronavirus. A las categorías de riesgo bajo, medio y alto se sumó una cuarta: la situación de “alarma” o “alerta” sanitaria. Hasta ahora, en la provincia de Santa Fe, solo los departamentos Rosario y San Lorenzo se ubican en esa clasificación.

Se considera en “alerta” a los grandes aglomerados urbanos, departamentos o partidos de más de 300 mil habitantes cuya incidencia definida como el número de casos confirmados acumulados en los últimos 14 días por 100 mil habitantes sea igual o superior a 500 y el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva sea mayor al 80%.

Perotti le planteó al presidente Fernández y al jefe de Gabinete Cafiero la necesidad de rever ese criterio. Al término del encuentro, el gobernador santafesino declaró: “Las dos mediciones no nos pueden dar mal y, hasta aquí, eso viene sucediendo: más de 500 (contagios) sobre 100 mil (habitantes) y más del 80% de las camas ocupadas”.

“Tenemos dos situaciones que mejorar –continuó el mandatario provincial– para poder salir de la alarma: una es estar por debajo del 80% de ocupación de camas; la otra es caer en el número de casos y tener una interpretación acorde a la realidad sanitaria de la provincia de Santa Fe, que concentra en pocas ciudades las derivaciones (de pacientes), lo que altera la ocupación de camas”.

“En el promedio semanal hemos estado debajo de los dos mil contagios (diarios) y ya tenemos el mismo nivel de ocupación, esto dispara el plan de contingencia porque tenemos mucha más gente joven internada que permanece más tiempo en terapia”, agregó Perotti.

“Una parte se resuelve con la capacidad del sistema de salud en su conjunto, público y privado, que no es ilimitada. Para que eso pueda funcionar, todos nosotros tenemos que cuidarnos. Menos circulación es menos contagios y menos internación”, añadió el gobernador.

“Nuestro deseo es que, si los parámetros dan, poder tener a toda la provincia en alto riesgo sanitario, con todas las exigencias que eso plantea. Y si los parámetros lo permiten, poder recuperar la presencialidad en las escuelas, porque la provincia se preparó para eso”, acotó el mandatario santafesino.

 

Clases presenciales

Perotti reconoció además que esta semana “hubo clases en los 17 departamentos restantes de la provincia”, salvo Rosario y San Lorenzo. Y que al mismo tiempo el gobierno avanza con la campaña de vacunación dirigida a grupos de riesgo, docentes, personal de salud y de seguridad.

“Mientras tanto, avanzamos en el plan de vacunación. Queremos colocar todas las vacunas de Sinopharm que fueron destinadas al 98% de los docentes inscriptos que se colocaron la primera dosis y ahora la segunda”, continuó.

En paralelo a la vacunación, la otra prioridad es reforzar el sistema de salud lo más rápido posible: “Para que haya clases necesitamos consolidar y verificar el crecimiento de camas críticas con la llegada de los respiradores y el acuerdo con los privados para sumar camas críticas”.

“Tenemos que mejorar el comportamiento de afuera de las escuelas para que no genere problemas hacia la escuela, donde hay un trabajo muy bien hecho por docentes, directivos, asistentes escolares y alumnos. El cuidado es fundamental y definitorio de aquí en adelante para determinar como seguimos con las actividades en la provincia”.

Por lo pronto, la provincia consiguió que la Nación envíe nuevos respiradores para mejorar las condiciones en el sector de la salud pública: “29 de los 50 respiradores que pedimos a la Nación ya están en la provincia y estamos en camino de conseguir más. La subsecretaria de Salud de la Nación, Judit Díaz Bazán, ha estado estos últimos tres días recorriendo la provincia y trabajando con nosotros en cómo es la instancia de inmediata aplicación de estos respiradores”, completó el gobernador.

Perotti anunció que la semana próxima vuelven las clases presenciales a Rosario y a San Lorenzo

Comentarios