Edición Impresa

Perdido y solo en el planeta rojo

Protagonizado por Matt Damon, se conoce “Misión rescate”, film dirigido por Ridley Scott que muestra un fallido desembarco en Marte.


Hace ya varios días que en afiches a gran escala pegados en distintos lugares estratégicos de la ciudad puede verse el rostro del taquillero actor estadounidense Matt Damon con un casco de astronauta y rodeado de un halo de misterio (aunque es fácil imaginar el motivo) debido a la falta de información. El enigma será develado finalmente este jueves cuando llegue a las salas de los complejos de cine locales el film Misión rescate, en el que Damon interpreta a un astronauta que, tras una tormenta de arena en Marte, es abandonado y deberá encontrar la forma de subsistir y de comunicarse con la Tierra para ser rescatado.

Dirigida por Ridley Scott y basada en el best-seller El Marciano de Andy Weir, Misión rescate está ambientada en un futuro cercano, cuando la comandante Melissa Lewis y su equipo, el Ares 3, se convierten en los primeros humanos en aterrizar en Marte (algo que pronto podría pasar en la realidad), tras meses de viaje en el espacio.

La misión, que parecía desarrollarse perfectamente, se ve afectada cuando una tormenta de arena azota su campamento de base y Mark Watney (Damon), uno de los tripulantes, queda malherido y lo presumen muerto. Ante esto, Lewis se ve obligada a abortar la misión y lo abandonan.

Solo y a la deriva, Watney debe usar su conocimiento científico para racionar sus escasas provisiones, hasta que encuentra una forma de comunicarse con la Nasa y avisar que se encuentra con vida. La película, que llega este jueves a las salas nacionales, constituyó un gran reto para el actor elogiado por su papel en la saga La Supremacía de Bourne (2004), sobre todo por encontrarse sólo en gran parte del film.

“Leí el libreto y realmente me gustó mucho”, dijo el actor a la prensa internacional al tiempo que advirtió que lo que más le atrajo del film fue su personaje: “Lo que Andy hace muy bien en la novela, y lo que Drew capturó en la adaptación, fue todo lo que estaba en juego y la tensión de estar en esta horrible situación, pero con el sentido del humor que tiene el personaje. Hay una ligereza que lo hace muy entretenido, divertido y chistoso, pero sin sacrificar nada de la intensidad”, dijo el actor en declaraciones a la prensa internacional.

“Es una película muy diferente”, aseguró Damon. “Ridley y yo hablamos de eso cuando nos conocimos por primera vez. Le estaba hablando de Tocando la cima, que es una película que sentí que trataba algunas de esas preguntas existenciales mejor que cualquier otra que haya visto recientemente, así que, ¿cómo meter algo de eso ahí? Necesitás sentir el verdadero peligro y la presión y el terror con los que está viviendo este tipo, pero realmente querés que sea entretenido y divertido, como lo son el libro y espero que también la película”, expresó el actor.

Durante gran parte del film, Damon se encuentra en completa soledad, algo que no sólo representó un desafío actoral para él, sino también para el director, “porque tuvo que equilibrar el tiempo de soledad y las otras tramas que hay que introducir”, aportó el actor y puntualizó: “Tiene la trama de la Nasa y luego a los otros astronautas que están tomando la decisión de regresar por mí. Y ése fue nuestro reto central con esta historia en particular”.

Para concluir, y en el terreno de apelar a una reflexión sobre los puntos fuertes de la historia, Damon afirmó: “Es la importancia que tiene una vida frente a la idea de que este tipo de exploraciones, a futuro, podría ser más importantes que una sola vida que se pone en peligro. La idea de que las personas están dispuestas a sacrificar cosas por ideas que son mayores que ellos es lo que se pone a punto en esta historia, y me pareció que todo eso era muy poderoso”.

Comentarios