Policiales

Control de rutina

Parque Casas: lo identificaron y le saltó un pedido de captura por homicidio

Fue identificado por policías del Comando Radioeléctrico que patrullaban la zona de calle Cavia al 2100. Dio un nombre falso y finalmente se comprobó la identidad. Es por un caso de 2016


El joven con pedido de captura será imputado este viernes.

Un hombre con pedido de captura por un homicidio de 2016 fue detenido este miércoles en un control de rutina en barrio Parque Casas. Fue identificado por policías del Comando Radioeléctrico que patrullaban la zona de calle Cavia al 2100. Según la información oficial dio un nombre falso, y finalmente se comprobó la identidad y la solicitud de la Fiscalía. Así, quedó alojado en las dependencias de la comisaría 30ª a la espera de ser imputado.

De acuerdo con fuentes del Ministerio de Seguridad, se trata de Omar Jorge V., de 25., quien era buscado por la Fiscalía de Homicidios como autor del crimen de Emanuel Horacio González, un caso registrado en abril de 2016, en el marco de una fiesta callejera en barrio La Cerámica, en Los Cocos al 3100.

Omar Jorge dijo llamarse Fernando y tener 22 años. Los policías del Comando advirtieron el ardid y comprobaron el pedido de captura. Este viernes comparecerá en el Centro de Justicia Penal para ser acusado del asesinato. Quien lo imputará será el fiscal Miguel Moreno.

El caso

La mañana del 24 de abril de 2016, cuando una fiesta callejera en barrio La Cerámica llegaba a su fin, dos vecinos que se conocían desde siempre y que vivían a cincuenta metros de diferencia se desconocieron. En medio de una discusión, uno de ellos sacó un arma y mató al otro de varios tiros. La víctima fatal fue Emanuel Horacio González, un chico de 29 años conocido en la zona por sus antecedentes penales que murió apenas entró al Hospital Alberdi.

La Policía fue notificada dos horas después del crimen y cuando fue a atrapar al presunto homicida, ya era demasiado tarde.

La fiesta que terminó en una tragedia empezó el sábado a la noche en Los Cocos al 3100, frente a la casa de Emanuel González. A lo largo de la noche, el festejo familiar se transformó en un baile que convocó a todo el barrio. A las ocho del día siguiente, la fiesta llegaba a su fin cuando dos vecinos empezaron a discutir y, según una fuente policial, “se desconocieron”. Se trataba de Emanuel y Jorge Omar V., un joven de 22 años apodado Jorgito, quienes vivían a dos cuadras de diferencia. En medio de la pelea, Jorgito sacó un arma y lo corrió a los tiros.

Emanuel cayó herido y fue llevado por sus familiares al Hospital Alberdi, donde murió apenas entró. De acuerdo a un pesquisa, había recibido dos disparos, uno en la cabeza y otro en el torso. En el hospital, su familia brindó detalles de lo ocurrido y del presunto homicida. Pero la captura no pudo concretarse debido a una desinteligencia: la comisaría 34ª, que tiene jurisdicción en la zona, fue notificada de lo ocurrido recién dos horas después de los disparos, a través del hospital.

Cuando los uniformados llegaron al barrio pasaban las 10 de la mañana. Con orden del entonces fiscal Rafael Coria, rodearon la casa de Jorgito, incluso con policías apostados arriba del techo. La puerta de la vivienda se abrió y salió la mamá del presunto homicida.

“¿Qué pasa?”, preguntó sorprendida. La mujer era la única persona en el domicilio y su hijo se encontraba prófugo. Hace tres años, en abril de 2013, personal del Cuerpo Guardia Infantería llegó a la zona de Hipólito Yrigoyen y Los Cocos y se produjo una pelea con un grupo de vecinos, quienes les tiraron con piedras.

Entre ellos estaba Emanuel González. Según un detective, Emanuel tenía antecedentes por hechos menores y sólo uno de ellos llegó a transformarse en una condena.

Comentarios