El Hincha Mundial, Rusia 2018

El espía ruso

Paren la pelota


A ver, qué tiene de raro en el fútbol que un atacante (por su posición ofensiva, entiéndase, más allá de que sea defensor, mediocampista o delantero) la emboque de cabeza tras un córner? O no es acaso lo usual o lo, al menos, pretendido cuando de ejecutar un tiro de esquina se trata? Lo cierto es que esa jugada tan elemental como aleatoria es lo que ha definido la primera semifinal de este Rusia 2018 a favor de Francia sobre Bélgica y fue argumento suficiente para alentar a la legión de comentaristas que ya venían machacando con esto de “el Mundial de la pelota parada”.

Sospecho que, más allá de las estadísticas que aparentan avalar tal hipótesis, no hay prueba científica suficiente como para afirmar que a esta altura del fútbol del siglo XXI –donde todo parece haberse estudiado y los movimientos de unos y otros están escudriñados hasta el hartazgo por unos y otros- esto de “la pelota parada” sea la clave para definir un estilo o la tendencia que marca una época.

Quien haya visto el Francia-Bélgica sabrá de sobra –y no hace falta ser un observador avezado para ello- que el partido bien podría haberse definido por alguna de las tantas situaciones de gol que se dieron en ambos arcos y que no llegaron a concretarse por circunstancias totalmente lógicas y habituales en este deporte, aun cuando se tratara de pelotas con destino de red.

Pero bueno, uno de los tantos buenos africanos que sirven al seleccionado francés acertó en el salto, el excelentísimo Courtois (cogotudo arquero belga) justo en esa no pudo convertirse en héroe, y listo. Y a rendirle culto a la pelota parada. Leo en un tradicional portal-periódico deportivo: “El cabezazo de Umtiti (que selló la semifinal) alimenta una tendencia, el 44% de los goles de este Mundial llegó luego de un córner, tiro libre, penal o hasta lateral”.

Maravilloso. Brillante. Asombroso. Muchachos, sabemos que algo hay que decir, pero se les está yendo la mano: en el fútbol, cualquier gol generalmente está precedido por algunas de esas instancias del trámite del partido. Paren la pelota, che.

Comentarios