Edición Impresa

Para el gobierno, Moyano depende sólo de la CGT

Aníbal Fernández dijo que la central “decide per se” y que no hay “ninguna” intención de apartar al líder camionero.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, descartó ayer que el gobierno nacional pretenda que Hugo Moyano deje su lugar como secretario general de la CGT, en medio de los rumores sobre la posible salida del líder camionero de la central obrera. “La CGT es la CGT: decide per se y toma sus decisiones como le parece”, dijo ayer en medio de las versiones sobre un posible alejamiento de Moyano de la conducción de la central que fueron amplificadas por algunos rivales internos del camionero, entre ellos Oscar Lescano, titular de Luz y Fuerza y representante de “los Gordos” de la CGT.

“Desde el punto de vista del peronismo, (la central obrera) siempre ha sido la columna vertebral y nosotros no renegamos de tal situación, al contrario”, señaló el jefe de ministros.

Fernández sostuvo que la administración que encabeza Cristina Kirchner no tiene “ninguna” intención de promover cambios en la cúpula dela CGT.

Lo cierto es que en los últimos días surgió una fuerte embestida desde sectores internos de la central obrera enfrentados con el jefe del gremio de Camioneros, con cuestionamientos que crecieron tras la victoria de la presidenta Cristina Kirchner en las elecciones primarias.

Actualmente,la CGTse encuentra partida en cuatro sectores: el moyanismo, “los Gordos”, el sector que responde al gastronómico Luis Barrionuevo y los denominados “independientes”, que no están alineados con alguna de los demás facciones.

En julio del año próximo se realizará el congreso de la central que definirá a la futura conducción, cuerpo donde el moyanismo se encuentra en minoría (en 2008 logró la reelección gracias al apoyo gestionado por el gobierno nacional de los “independientes”).

El interrogante es si de cara a ese futuro congreso dela CGTel gobierno nacional volverá a motorizar negociaciones para mantener al moyanismo al frente de la central o habilitará una renovación.

Sobre las versiones de inminentes cambios enla CGT, Juan Carlos Schmid, miembro del Consejo Directivo, respondió: “Nosotros tenemos mandato hasta julio del año que viene. Me parece aventurado opinar cuando falta prácticamente un año”.

Días atrás el propio Moyano afirmó que son “son imbecilidades” los rumores sobre su supuesto alejamiento y se los atribuyó a “los medios de comunicación que tuvieron una derrota en las elecciones primarias” del 14 de agosto, cuando la presidenta obtuvo un fuerte apoyo de los votantes.

Comentarios