Ciudad, Edición Impresa

Los abuelos de la nada

Pami: acusan que 13 de cada 15 no reciben medicamentos gratis

Así lo aseguran los delegados de ATE. Desde el recorte de Nación, afirman que la mayoría de los jubilados quedó afuera.


Desde que el 24 de enero se puso en práctica el recorte de medicamentos para los jubilados de Pami, y en Rosario sólo dos de cada 15 afiliados pudieron acceder a remedios gratuitos. El dato fue difundido ayer por los trabajadores de la filial de San Lorenzo al 900. Según contaron a El Ciudadano, al problema se suma el colapso del sector que se ocupa de evaluar los expedientes que se abren cada vez que no se aplica la cobertura. “Son cientos de causas que cayeron en diez trabajadoras sociales. No dan abasto y las autoridades dijeron que no van a crear cargos nuevos”, dijo Marcelo Sánchez, delegado de ATE en el Pami I. Este martes, los representantes gremiales darán una conferencia de prensa en la sede de ATE, en San Lorenzo 1879.

El 6 de enero el gobierno de Cambiemos anunció un recorte en la asignación de medicamentos gratuitos para los afiliados de Pami. La medida que se puso en práctica hace tres semanas, establece que sólo pueden recibir el subsidio social los jubilados que cobren menos o el equivalente a 1,5 haberes previsionales mínimos (estimado en 8491,7 pesos mensuales). Otros dos grupos importantes de la clase media quedaron excluidos: los que ya contaban con una prepaga y los que tenían un auto con una antigüedad menor a 10 años (a menos que tuviesen un certificado de discapacidad). También dejaron de recibir remedios aquellos con más de una propiedad, o embarcaciones y aeronaves. El recorte implica que el gobierno de Cambiemos deje de invertir 1.600 millones de pesos en medicamentos para jubilados.

En Rosario, las primeras semanas de aplicación dejaron a 13 de cada 15 jubilados afuera. “Hicimos un análisis y sólo dos de cada 15 pudo obtener los medicamentos gratis”, dijo Sánchez a este diario y agregó: “Un jubilado que se toma un colectivo dos o tres veces por semana para hacer el trámite y siempre es rechazado, termina pagando los medicamentos de su bolsillo. Para muchos abuelos ese gasto significa no comer”.

A eso se suma el colapso de las trabajadoras sociales encargadas de evaluar los casos que quedan excluidos del subsidio. Es que cada vez que un abuelo es rechazado, se abre un expediente para revisar su situación. “Al Pami I llegaron cientos de causas y son sólo diez las compañeras en esa área. Para peor, Milva Sánchez –interventora del Pami de Rosario– nos dijo que no va a crear cargos nuevos”, explicó Sánchez.

Pero el recorte en los remedios no es el único problema en la prestadora de salud de los jubilados de la ciudad. “Venimos observando una serie de irregularidades que sólo esconden la intención de vaciar la obra social. Los abuelos terminan pagando un plus que no corresponde por prótesis importadas, el servicio de emergencias es pésimo y está tercerizado en empresas que no cumplen”, dijo el delegado.

A los problemas en la prestación de servicios, se suman los incumplimientos con los trabajadores. Los odontólogos vienen siendo los más golpeados, con tres meses de atraso en el pago de las prótesis dentales. “Los dentistas terminan pagando los materiales de su bolsillo para poder asegurarle la dentadura a un jubilado”, explicó Norma Cáceres, del Gremio Odontológico Argentino.

Según Sánchez, la combinación de los problemas laborales y los de prestación de servicio derivaron en una muy mala relación entre los jubilados y los empleados de Pami: “Los trabajadores reciben el maltrato de los jubilados y los jubilados no reciben la prestación. Estamos perdiendo todos”.

Medidas de fuerza

Este martes en la sede de ATE de San Lorenzo 1879 los trabajadores de Pami y representantes de los jubilados darán una conferencia de prensa para informar sobre la situación de las filiales de Rosario. Por ahora, desde ATE decidieron no tomar medidas de fuerza que impliquen cortar la prestación de servicios. “En este momento de crisis sacarle la prestación al jubilado sería una aberración de nuestra parte. Vamos a resolver este conflicto en la calle y con los jubilados a la par”, concluyó Sánchez.

Respuesta oficial

Desde el Pami de Rosario, la interventora Milva Sánchez aseguró que aún no están disponibles las estadísticas que dan cuenta de la cantidad de jubilados afectados por el recorte de medicamentos gratuitos.

“No creemos que las cifras que difunde el gremio sean ciertas porque nadie puede acceder a las estadísticas que estamos elaborando”, dijo la directora de la obra social.

Además, la funcionaria nacional agregó que fueron regularizados todos los pagos adeudados a los odontólogos y los oftalmólogos, que llevaban entre cuatro y seis meses de atraso. “Pami tiene todos los pagos al día y el servicio se presta con normalidad”, dijo a El Ciudadano.

Comentarios