Edición Impresa, Policiales

Felipe Moré y Humberto Primo

Detenido por la muerte de Kevin

Se trata de Alan, un joven de 22 años que se entregó este lunes en Tribunales, a quien le atribuyen ser el autor del crimen del adolescente. Estaba siendo buscado por la Policía, que realizó varios allanamientos para encontrarlo, sin resultado.


Alan L., un joven de 22 años que fue señalado en el crimen de Kevin Aguirre, el chico de 16 años ultimado a balazos en Felipe Moré y Humberto Primero el 9 de febrero pasado se entregó este lunes en los Tribunales. Por este caso se habían efectuado varios allanamientos y había sido apresado Gustavo A. por la tenencia de una pistola 9 milímetros que fue encontrada en su casa, aunque si bien fue imputado por la tenencia de arma quedó en libertad. Aun falta el resultado de la pericia de la misma

Fuentes vinculadas a la pesquisa confirmaron a El Ciudadano que Alan L. es yerno de Gustavo A. Una versión ligada al expediente da cuenta de que la noche que lo asesinaron a Kevin había sido “bardeado” por Alan y por otro joven. Y de acuerdo a esta versión luego lo atacaron a balazos cuando Kevin se encontraba con una amiga y con su primo Micha.

Los investigadores intentan establecer si el sopechoso cuidaba el búnker que los vecinos incendiaron tras la muerte de Kevin. También los vecinos señalaron a familiares de Gustavo A. como los dueños de ese búnker.

Gustavo A es hermano  es familiar de dos sindicados narcos de la zona a quienes le atribuyen la propiedad de un búnker en el que fue asesinado en 2015 Rolando Mansilla, de 12 años, quien trabajaba allí como soldadito, y también de la boca de expendio de drogas que los vecinos incendiaron tras el asesinato de Kevin. Y es por eso que Alan también guardaría un parentesco con estás personas.

La PDI allanó la semana pasada una vivienda de Ecuador al 500 donde fue detenido Gustavo A., de 42 años, y secuestró una pistola Taurus 9 milímetros con 13 proyectiles y 1 en la recámara. A partir de los datos se informó al fiscal de Homicidios Dolosos que lleva adelante el caso por el crimen de Kevin Aguirre, Pablo Pinto, sobre el arma secuestrada ya que la misma podría tener relación con esa investigación. Sin ebargo Gustavo quedó en libertad y sobre él sólo pesa una causa por tenencia de arma.

El testigo de la muerte de Kevin es Micha, su primo, quien fue baleado y detenido antes del entierro del cuerpo del chico luego de una balacera policial que irrumpió en pleno cortejo fúnebre y dejó una decena de heridos.

Ese día, los habitantes de barrio Ludueña explicaron que están en alerta y tienen miedo. Tras la muerte de Kevin empezó a correr el rumor sobre el destino del testigo del asesinato: “Los que están con la droga adornaron a la Policía (en referencia a la comisaría del barrio) para que lo agarren a Micha así no declara. Los tipos lo buscaron toda la madrugada y como no lo encontraron lo agarraron en el cortejo”, remarcó un hombre, quien no quiso brindar su identidad por temor a represalias. Esta versión se suma a la aportada por otras fuentes, quienes aseguraron que en la casa que los vecinos quemaron por la indignación que les produjo el crimen “se vendía droga y pertenecía a un conocido transero, cuyo familiar está nombrado como acompañante del homicida del adolescente”.

Kevin fue asesinado mientras iba en una moto como acompañante de su primo Micha: recibió un tiro en la espalda de los seis que le disparó el homicida, con quien había discutido minutos antes en otro lugar del barrio.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios