Policiales

Tres cadáveres en 24 horas

Otra ejecución en Rosario: encontraron el cuerpo de un hombre con un tiro en un ojo en Tablada

El hallazgo de los vecinos de Ayacucho al 4200 fue alrededor de las 22 de este viernes. La víctima estaba tirada en la vía pública. El mismo día, apareció otro cuerpo en estado de descomposición en un acceso a Circunvalación. Y la víspera, un joven asesinado a la vera del Ludueña


Los vecinos de calle Ayacucho al 4200, barrio Tablada, encontraron en la noche de este viernes el cuerpo de un hombre que, luego se comprobó, había sido ejecutado con un disparo en el rostro, a la altura del ojo derecho.

El hallazgo del cadáver fue alrededor de las 22, en la vía pública. Hasta la mañana de este sábado, la identidad de la víctima no había sido informada. El caso quedó a cargo de la fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos Georgina Pairola, con la colaboración de la Agencia de Investigación Criminal.

El de barrio Tablada es el segundo cuerpo encontrado el mismo día en Rosario. Antes, trabajadores de una obra vial se toparon con un cadáver en el acceso a la avenida Circunvalación que está entre calles Ayolas y 27 de Febrero. En este caso, por el estado de descomposición, presumen que la víctima había fallecido días antes, y la autopsia determinará si se trara de otro crimen.

Encontraron el cadáver de un hombre de unos 40 años en una zanja del acceso sur

Un día antes, el jueves, operarios de una empresa en construcción encontraron otro cuerpo, con un disparo en el cráneo, a metros del puente de calle Jorge Newbery sobre el arroyo Ludueña, en el noroeste de la ciudad. La víctima tenía 17 años.

En la cuadra de Ayacucho al 4200, además, se cuentan varios antecedentes de violencia letal. En octubre de 2021, asesinaron allí a María Soledad Lescano, de 21 años, a la que se vinculaba con el clan Ungaro y cumplía en un domicilio del lugar prisión domiciliaria por una condena a seis años de cárcel.

Mataron a un chico de 17 años con un tiro en la cabeza bajo un puente del arroyo Ludueña

En marzo de 2016, en Ayacucho al 4200, terminaron con la vida de Mariela Miranda, madre de los hermanos Funes, integrante de una banda enfrentada a los Ungaro en la disputa por el negocio del narcomenudeo.

 

Comentarios