Ciudad

Rambla Catalunya

Ocho empresarios para manejar los comercios de La Florida

Este miércoles se presentaron para conseguir las nuevas concesiones después de que la Municipalidad de Rosario le había quitado el permiso al empresario Mario Cornaglia porque comprobó que robaba energía del alumbrado público.


Este miércoles se llevó a cabo en el Balneario la Florida la apertura de sobres de los distintos oferentes interesados para la explotación comercial de los seis espacios gastronómicos que forman parte de la Rambla Catalunya. Se trata de seis unidades diferenciadas: dos serán restaurante-bar con amenización musical, tres del rubro restaurante-bar y el restante un minimercado. Con el objetivo de fomentar la competencia y mejorar los espacios para concretar una licitación diferenciada, abierta y diversa, esta vez cada interesado tuvo la posibilidad de ofertar sólo por dos unidades gastronómicas.

El plazo de explotación será de seis años con opción a uno más y habrá cánones diferenciados por temporada. Quienes resulten adjudicatarios deberán garantizar la fuente laboral de los 70 trabajadores que ya venían trabajando en los bares.

En el acto de apertura estuvieron presentes los distintos oferentes, el Consejo Administrador de la Empresa del Estado Municipal (EEM) Costanera Rosario, conformado por cuatro directores y un presidente; y el subsecretario de Hacienda municipal junto con su asesor y la directora general de Compras y Suministros.

En total, la Municipalidad de Rosario recibió 8 propuestas para todos los bares de la Rambla, quedando sin oferentes sólo una de las concesiones. A partir de hoy, la comisión evaluadora nombrada por la Empresa Costanera Rosario analizará todas las propuestas recibidas y elaborará un informe para entregar a la Municipalidad, que realizará la adjudicación correspondiente acorde al orden de mérito de cada oferente.

A fines de octubre del año pasado, el municipio anunció la caducidad de la concesión de bares en Rambla Catalunya. Los locales quedaron bajo la órbita de la EEM Costanera Rosario hasta meses después de finalizada la temporada, cuando se llamó a nueva licitación pública.

El municipio había decidido terminar la concesión de los cinco bares de la Rambla Catalunya que tenía el empresario Mario Cornaglia después de confirmar que robaba energía del alumbrado público. También hicieron un relevamiento de los bienes muebles para que pudieran continuar abiertos con el esquema de empleados que venían teniendo.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios