Ciudad

Audiencia en Ministerio de Trabajo

Empleados de La Virginia rechazaron irrupción de Gendarmería

La cartera laboral santafesina fijó una audiencia pero este miércoles sólo estuvieron los delegados gremiales. Además de la queja por la presencia de la fuerza federal, plantearon irregularidades e incomodidades laborales


Trabajadores de la fábrica La Virginia concurrieron este miércoles una audiencia en el Ministerio de Trabajo de la provincia para exponer sus quejas por lo que consideran pérdidas de derechos laborales y algo igual de grave: la irrupción de Gendarmería Nacional en la planta de zona norte de Rosario que, además de impedir una asamblea gremial hace dos semanas, terminó con la retención de una delegada sindical durante más de dos horas. La reunión tenía por objeto acercar a las dos partes con la mediación del Estado, pero uno de los actores faltó a la cita: “Prácticamente no hubo audiencia. Representantes de la planta presentaron un escrito para que se archiven nuestros reclamos”, lamentó Ramón Sánchez, uno de los delegados de la fábrica ubicada sobre avenida Circunvalación a la altura de calle Juan B. justo.

“Estamos reclamando un conflicto colectivo pero lo presentamos de manera individual ya que el Ministerio de Trabajo local no lo aceptaba, porque nos dijeron que no teníamos representación sindical fuera de la fábrica”, explicó Sánchez.

Carmen Pelozo, también delegada de La Virginia, fue retenida por dos efectivos de Gendarmería durante más de dos horas y le hicieron abrir la oficina sindical, de donde los efectivos de la fuerza federal se llevaron un megáfono.

Los trabajadores presentaron un abanico de reclamos en la sede de la cartera laboral de San Lorenzo y Ovidio Lagos. Pidieron que se habilite una guardería en la planta, en la que se desempeñan más de 400 mujeres, muchas de ellas con hijos a cargo. También, denunciaron que en la práctica se le extiende alrededor de una hora la jornada laboral porque los vestuarios para cambiarse la ropa antes de marcar el ingreso, y después de hacerlo con el retiro, distan cinco cuadras de la planta. En promedio, denunciaron, tienen que presentarse unos 20 minutos antes y otro tanto se les retrasa la vuelta a casa.

Pelozo insistió ante el faltazo empresario: “Queremos una audiencia para tratar ese tipo de conflictos. El Ministerio nos tiene que atender. Si el reclamo es colectivo nos daría una nueva audiencia. Si no, lo haríamos de forma judicial”.

El Concejo Municipal de Rosario ya había tomado nota del clima de conflicto en la empresa alimenticia. El jueves pasado, aprobó un decreto en el que deja sentada la preocupación del cuerpo por la intervención de Gendarmería dentro de las instalaciones de La Virginia y el accionar ilegal e intimidatorio por parte de las fuerzas de seguridad hacia los trabajadores.

Los delegados de los empleados recordaron que el diputado provincial Carlos Del Frade impulsó en la Cámara baja santafesina el tratamiento de una minuta con el mismo eje que el del Concejo rosarino, que fue aprobada sobre tablas.

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.