El Hincha Mundial, Opinión Mundial, Rusia 2018

Opina Franco Scala

Nunca me ilusioné con este ciclo


Estimado lector: debo confesar que hace más de diez años que le perdí el gustito a la selección. Y esta generación encabezada por Messi nunca me lo devolvió. En Rusia fue la peor versión de este grupo. En todo sentido. Tanto futbolístico como extrafutbolístico. La eliminación en octavos hace replantear un montón de cosas.

No hay peor ciego que el que no quiere ver, dice el refrán. Y muchos quisieron maquillar este momento de la selección. Golpeada por todos lados. Sin idea de juego. Sin aprovechar al mejor del mundo. Sin tener un líder afuera que sea creíble.  Sin contar con un referente adentro. La derrota contra Francia pinta de cuerpo entero lo que fue la era Sampaoli. Un ciclo que será recordado por los malos manejos, las malas decisiones.

Demasiados cambios en un equipo y más en un Mundial hacen desmoronar a cualquier grupo. Argentina es el fiel reflejo. Nunca el técnico dio en la tecla para demostrarle al mundo los argumentos para calzarse el buzo de la selección. El casildense no estuvo a la altura. Islandia, Croacia y Francia le dieron una lección táctica. Con Nigeria fue todo de los jugadores, que con el corazón en la mano supieron sacar adelante un partido en el momento que había que armar las valijas en primera ronda.

Tardó uno días más el armado. Será hoy. Francia, con poquito, supo explotar al máximo las dificultades colectivas albicelestes. Y Mundial ya es historia. Muchos de esta generación quedarán en el intento de levantar la Copa que alguna vez tuvieron en la mano Passarella y Maradona.

Quizás sea el momento para ser sinceros. De no creernos los mejores, porque no los somos. De darle el paso a la nueva generación. De proponer un recambio profundo que incluya el paso al costado de muchos jugadores que fracasaron en cada competencia. De dejar de lado los egos.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios