Ciudad

Numerosos representantes gremiales repudiaron agresiones a docentes por parte de un grupo de padres

En una solicitada conjunta, rechazan los epítetos y acusaciones lanzadas por los autodenominados “Padres por la educación” contra Martín Lucero, referente de Sadop, que representa a los maestros del ámbito privado, y Sonia Alesso, su par de Amsafé para los del sector público


Ministros, dirigentes y entidades gremiales, diputados nacionales y el Consejo Directivo de Sadop Nación expresaron su repudio a una serie de agresiones que tuvieron como blanco a Martín Lucero y Sonia Alesso, referentes de los gremios docentes Sadop y Amsafé,respectivamente, por parte de la agrupación denominada “Padres por la educación”.

En una publicación realizada a través de redes sociales y en un flyer puesto que circuló en grupos de periodistas, a lo que se sumaron declaraciones a medios, la agrupación mencionada, sin personería jurídica ni representación legal, acusa a los dos dirigentes santafesinos –Lucero de los educadores del ámbito privado, y Alesso del público– de ser “responsables de la decadencia y quiebre educativo”. La crítica es extensiva a “los docentes que se callan”.

La misma agrupación repudió el paro del 8M (en medio de un auge de femicidios) que realizaron Sadop y Amsafé.

Lucero cuestionó la existencia de esta organización, que en declaraciones periodísticas se definen a sí misma como “un grupo de whatsapp” con diversidad de miradas. “¿Quién los votó? ¿A cuántos padres –de 1.700.000 que hay en Santa Fe Fe– representan? ¿Por qué las autoridades públicas los reciben? ¿A título de qué? ¿Quiénes son los que hablan por los medios? ¿Con qué mandato? ¿A qué sector político se beneficia con esta campaña antidocente?”, fueron algunos de los cuestionamientos del secretario General de Sadop Rosario.

Un documento conjunto firmado por las entidades que integran el Movimiento Sindical Rosarino, la CTA de los Trabajadores y el Movimiento Obrero Santafesino, retoma ahora el tema: “Exigimos el final de las agresiones. Y llamamos a las autoridades a tener cordura al momento de actuar. Los sindicatos son organizaciones con muchas décadas de actuación en la ciudad y tienen un ganado respeto que debería evitar que desde el Estado se convaliden agresiones a las instituciones y a las personas”.

“Necesitamos familias comprometidas. Es más fácil ayudar a nuestros hijos e hijas con las tareas que gastar tiempo en flyers violentos. ¿No?”, concluyó el referente de Sadop Rosario.

Comentarios