El Hincha

Este viernes a las 19

Newell’s visita a Unión para intentar seguir bien arriba

El equipo de Larriera intentará mantener este inicio perfecto y el entrenador deberá analizar si le da descanso a algunos titulares o corre el riesgo de un desgaste físico lógico por tanta seguidilla de partidos


La Copa de la Liga ya tuvo sus tres primeras fechas. Y sin pensarlo, Newell’s disfruta del liderazgo de su grupo. El inicio perfecto con tres victorias puso al equipo de Mauricio Larriera en zona de elogio, aunque el propio entrenador mantiene la mesura y busca que la expectativa del hincha vaya de la mano de un equipo en formación, más allá de este comienzo esperanzador.

Tras este inicio perfecto en puntos, con valla invicta incluida, la Lepra inicia el viernes a las 19 ante Unión una seguidilla de nueve partidos en 35 días. Cansa de sólo decirlo. Ocho partidos oficiales, con el Clásico como marca distintiva, y un viaje en el medio a Miami para jugar con el Inter de Messi forman parte de una agenda cargada que obligará al entrenador uruguayo a aplicar algún criterio de rotación. Y ahí puede estar el punto débil del equipo, ya que el recambio no parece ser parecido a los titulares.

Es imposible tener un reemplazante de Ever Banega que cumpla con todos los requisitos; tampoco es fácil conseguir un goleador como el Colo Ramírez, por eso Newell’s pagó tanto por él; y luego de dos partidos el Pitbull Fernández Cedrés también sacó chapa de insustituible. Ni hablar de los dos zagueros, Velázquez y Glavinovich, de gran nivel y sin alternativas de recambio, ya que los suplentes sin el colombiano Ordóñez, quien aún no debutó, y el juvenil Baños.

En ese contexto, el debate de Larriera es saber cuándo darle descanso a algunos futbolistas. Y frente a Unión podría ser la chance para preservar a alguno, aunque es difícil imaginar que el entrenador deje afuera a muchos titulares. Tal vez dos o tres variantes, o ninguna. Todo dependerá de cómo vea físicamente Larriera a los jugadores y de los riesgos que quiera asumir sabiendo que en tres días volverá a jugar con Racing y en dos semanas está el Clásico, con todo lo que significa este partido.

Hoy Newell’s sustenta este gran inicio en la jerarquía y el compromiso de Banega; un goleador de raza como Ramirez; un mediocampo que muerde con el Pitbull como abanderado; una zaga defensiva compacta y un arquero que entrega seguridad.

Si algo de esto se toca, el funcionamiento puede cambiar. Pero en algún momento deberán aparecer los suplentes, ese recambio necesario si Newell’s quiere ilusionarse con mucho más que una campaña aceptable. Por ahora, todo marcha perfecto.

Comentarios