El Hincha

Newell’s no jugó bien, pero el equipo mostró una reacción y sostuvo a Kudelka en el banco

La Lepra lo perdía por gol de Retegui, pero con Lema como estandarte lo dio vuelta y estuvo cerca de ganarlo. Al final fue empate 2-2 con Talleres


Festejo. El penal que Nacho Scocco cambió por empate.

Kudelka afrontó un partido de vida o muerte. Una derrota lo hubiera sacado del banco leproso. Y como en partidos anteriores el planteo no fue el mejor, pero esta vez tuvo a Cristian Lema dentro de la cancha para que cada pelota parada pase a ser una jugada de gol, encontró respaldo de los jugadores cuando el partido se puso en desventaja, y si bien el empate final deja sensación de poco, para el entrenador es una señal para aferrarse a la ilusión de revertir este flojo inicio en la Copa de la Liga.

Newell’s estuvo 40 minutos para generar una situación de gol. Con un esquema 4-4-2 retrasado y preocupado por marcar, Maxi y Nacho quedaron aislados, casi sin participar. ¿Decisión errónea de Kudelka o falta de convicción de los jugadores? Cualquiera de las dos opciones mostraron a un equipo pasivo y sin chispa en ofensiva, aunque con mayor presencia defensiva a partir del retorno de Lema y un Capasso que evidencia partido a partido el error de Kudelka en bancar tanto a Guanini.

Uno X Uno leproso: Lema se destacó en su regreso a Newell’s

Talleres tuvo la pelota, más participativo, con mejores intenciones, aunque sin generar tanto riesgo para Aguerre. El primer aviso fue un remate de Schot que encontró una gran atajada de Aguerre. Newell’s puso a Alexis a marcar y los pibes Sforza, Marcioni y Llano se mostraron inseguros con la pelota, incluso generando algunos ataques del rival. Y la imagen ofensiva era similar los cotejos ante Vélez y Boca.

De golpe, Newell’s despertó. Apareció Maxi, Nacho peinó la pelota con inteligencia y Alexis se la dejó a Orihuela, que reventó el palo. La única vez que la Fiera puso encontrar la pelota con espacios, el equipo casi anota.

Enseguida perdió la pelota Sforza y Tenaglia dejó a Retegui solo frente al arco, pero el nueve le erró a la pelota. Zafó Newell’s en el cierre de la primera parte, aunque la jugada se repitió con éxito en el arranque del complemento. Y Talleres pasó al frente.

Newell’s se encontró en desventaja y la sensación era que el partido iba a empezar a transitar el tiempo de la impaciencia. Y Kudelka empezaba a sentir como cierta la chance de irse.

Pero en Newell’s volvió Lema. Y nuevamente las pelotas paradas pasaron a ser un arma clave. Centro al área y Lema, batallando contra todos, peleó un rebote y recibió una patada de Pérez. Penal que Nacho Scocco cambió por empate.

Otro ánimo, con Pablo Pérez y Maxi tratando de jugar, la Lepra casi anota con un remate de Nacho que se fue al córner. Mejor para la Lepra. Pelota parada: chance de gol. La presencia de Lema arrastró a cuatro rivales y Fernández apareció solo para cabecear al gol. Newell’s dio vuelta el marcador, a puro centro, como en los inicios de Kudelka, con Lema en cancha como estandarte.

Talleres empezó a desesperarse. Y Newell’s retrocedió, otra vez. Para peor, el debutante Justo Giani se pasó de rosca y se fue expulsado. Y el local vio su chance para empatar.

Y ahí los cambios fueron la clave. Giani expulsado en Newell’s; Valoyes decisivo para llegar al empate, con un remate rasante que no pudo contener Aguerre.

El final fue de sufrimiento para la Lepra. Aguantar fue la premisa, aunque sin la pelota y demasiado cerca de Aguerre. Pero Lema y Capasso estaban firmes de arriba y sacaron todo lo que pasó cerca del arco de Aguerre. Y le dieron una vida más a Kudelka, aunque el equipo sigue sin encontrar el rumbo.

Comentarios