El Hincha, Newell's Old Boys

Panorama rojinegro

Newell’s entrenó en doble turno y Burgos piensa el equipo de cara al debut

Será una verdadera prueba de fuego para el ex arquero de la selección, quien este viernes ante Unión deberá apelar más que nada a su intuición personal para armar el equipo que saltará al campo de juego del Coloso Marcelo Bielsa en busca de la primera victoria de la temporada


Germán Burgos afrontará este viernes su primer desafío como nuevo entrenador de Newell’s con muchas dudas y pocas certezas. El Mono, quien se puso recién el martes al frente del plantel y este miércoles dispuso doble turno, tendrá a su disposición a todos los jugadores que se presentaron en la derrota contra Defensa del sábado pasado en lo que fue la despedida de Frank Kudelka, pero seguirá sin contar con aquellos futbolistas lesionados como Santiago Gentiletti, Franco Escobar y Mariano Bíttolo, entre tantos otros.

Será una verdadera prueba de fuego para el ex arquero de la selección, quien este viernes ante Unión deberá apelar más que nada a su intuición personal para armar el equipo que saltará al campo de juego del Coloso Marcelo Bielsa en busca de la primera victoria de la temporada.

Con apenas un puñado de prácticas, el once inicial que elegiría Burgos es un verdadero misterio, tanto en el sistema táctico como en los intérpretes. Es casi un hecho que el nuevo DT retocará la defensa, especialmente tras el papelón de Lema en el último partido: nunca más de 6. Y como en los laterales hay pocas opciones, muy pro-bablemente continúen Nadalín y Negri.

Además, el Mono aprovechará estos días para analizar detenidamente a Jonatan Cristaldo, quien técnicamente debería estar disponible para jugar desde el comienzo tras dejar atrás la lesión que había tenido antes de su llegada al Parque y por la cual Kudelka decidió llevarlo de a poco desde que arrancó el campeonato, el cual lo tiene a Newell’s en el fondo de la tabla con apenas un punto en cinco partidos.

¿Y el resto? Probablemente todavía no lo sabe ni el propio Germán Burgos, quien desde su llegada a Rosario se instaló junto a sus colaboradores españoles Armando de la Morena y Ángel Puebla en el confortable hotel del predio Jorge Griffa de Bella Vista, la morada transitoria que eligió el técnico para arrancar la reconstrucción futbolística del equipo. ¿Lo logrará?

Comentarios