El Hincha

Copa Argentina

Newell’s aprobó examen antes de las vacaciones

A los 30 minutos de la primera etapa, la Lepra sacó ventaja en el marcador ante Deportivo Rincón en Santa Fe. Sobre los 45, amplió la cuenta Alexis Rodríguez


Producción fotográfica: Juan José García

Omar De Felippe tomó examen antes de las vacaciones y el saldo fue un aprobado. No hubo resultados sobresalientes ni grandes lucimientos, pero superar la prueba de una Copa Argentina siempre esquiva no estuvo mal. Fue 2-0 para la Lepra, que podría haberse exhibido un poco más en la segunda parte ante un rival que poco podía complicarlo como Deportivo Rincón, pero dio la sensación que se conformó con pasar y punto.

El que más brilló fue Joaquín Torres. Un alumno capaz que a veces abusa de sus virtudes y no estudia. Se aleja del libreto y por eso lo castigó De Felippe con mandarlo al banco. Anoche hizo bien los deberes y se ganó una buena nota de cara al futuro. Un golazo al ángulo abrió el partido y se fue con todos los felicitados de la noche.

Otro destacado fue Nadalín. El pibe hizo la tarea, se proyectó, defendió y cada vez que pudo se animó. Increíble que no fuera titular antes, con un San Román tan flojo.

En la pila de los exámenes arriba de la media también estuvieron Pocrnjic, Sills y Alexis Rodríguez, que no es un talentoso, pero compensa todo con su entrega y así tiene su premio, como en el gol que fue mérito a estar atento a un rebote en el área mientras otros miraban.

Tal vez el DT esperaba más de Fertoli, que por talento debió pasar la prueba sin despeinarse. Pero no tuvo una buena noche en Santa Fe y se fue con un tirón de orejas al rincón apenas empezó el complemento.

El que no levanta es Evangelista, que a esta altura va camino a repetir. Aplazo para el lateral y destino incierto.
Lo de Leal fue distinto. Arrancó con todo. Sin fallas. Pero con el correr de los minutos se puso ansioso por anotarse un poroto en la red. Y eso le jugó en contra. De todas maneras, el portugués tiene margen con el técnico y una nota baja no le va a arruinar el promedio.

Pasó la prueba Newell’s, que se fue al receso con una sonrisa tras un semestre tortuoso, para el olvido. Ahora De Felippe sacará conclusiones y verá quiénes merecen seguir y dónde habrá que reforzar. Alguno irá a recuperatorio. Otros dejarán el Parque. Es que para buscar mejores resultados, hará falta otra jerarquía. Sino los promedios empezarán a ser un dolor de cabeza.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios