Ciudad

Mucha tristeza

Murió Jorgito, el almacenero fuera de serie, de la esquina de Entre Ríos y Cochabamba

El Potro, como también le decían con cariño, tenía 85 años y padecía problemas renales. Este personaje amable, cálido y de buen humor fue distinguido por el Concejo de Rosario por su tarea solidaria en 2008


Foto: Alejandro Lamas | Revista RISARIO (1982).

“Hasta siempre Potro, te queremos”, “Potro querido, siempre nos seguirás sacando una sonrisa al pasar por tu esquina. Feliz viaje”; “Nos volveremos a ver. El Bodegón”; “Familia Barretto siempre a tu lado”, fueron sólo algunos de los carteles que le escribieron los vecinos al histórico almacenero de la esquina de Entre Ríos y Cochabamba, que murió este viernes a los 85 años.

Su nombre de pila era Salvador Saggal, un hombre muy querido y reconocido en el barrio que tenía dos apodos: Jorgito y El Potro.

Jorgito padecía problemas renales y desde hacía un tiempo estaba haciendo un tratamiento de diálisis. Por ese motivo, ya no atendía su negocio y quedó a cargo Cintia, su hija.

Este personaje amable, cálido y solidario, se hizo conocido por el sentido del humor con el que promocionaba, a través de carteles, los productos que vendía en su almacén. Y también por dar una mano y ayudar a otros con campañas solidarias entre sus clientes y conocidos.

Fue tan popular y querido que, en julio de 2008, el Concejo Municipal de Rosario decidió entregarle una distinción por su tarea solidaria.

Cuando vecinos y conocidos se enteraron de la muerte de Jorgito, comenzaron a despedirlo con carteles escritos en su negocio y también por las redes sociales.

“Murió Jorgito, El Potro, dueño del almacén de Entre Ríos y Cochabamba. Un maestro”, lo despedía Diego, desde Instagram.

 

Comentarios