Edición Impresa, El Hincha

Apoyo incondicional

Multitud argentina apoyando la final de la Copa Davis

Los miles de criollos se hicieron sentir siempre. Casi 5 mil hinchas argentinos fueron los primeros en colmar el Arena Zagreb.


En la primera jornada de la serie final de la Davis se vivieron todo tipo de sensaciones. Los casi 5 mil hinchas argentinos fueron los primeros en colmar el Arena Zagreb y se hicieron sentir hasta pocos minutos antes de que comenzara el primer single. Allí aparecieron los croatas y los 15 mil lugares del estadio quedaron cubiertos casi por completo.

Los criollos pasaron por casi todos los estados posibles. De decepción, tras los primeros dos sets que jugó Delbonis ante Cilic. De expectativa y cierta excitación, cuando el de Azul remontó el juego y lo empató en dos. De júbilo, cuando Del Potro tuvo dominado a Karlovic. Y de cierta expectativa mezclada con esperanza, cuando la serie quedó 1-1.

En el ambiente flotó, durante toda la jornada, clima futbolero. Y el concepto no tiene sólo que ver con los cánticos. Las remeras de los equipos argentinos se mezclaron con las de la selección argentina. Y, como no podía ser de otra forma, entre los disfrazados, no faltó un émulo del Papa Francisco.

Pero el espectáculo no sólo estuvo en las tribunas. Un simpático cantante vestido con traje blanco y bombín a tono buscó entretener al público en los intervalos. Con su banda en un ángulo del estadio y sonido al máximo, el showman no logró su cometido.

¿Y Maradona? Ubicado en un palco, enfrente del grueso de los fanáticos albicelestes, el Diego fue uno más. En ningún momento corearon su nombre como sí sucedió muchas veces en anteriores ediciones de la Copa Davis.

Y más allá del show que montó, que en parte pudo verse en la transmisión televisiva, la presencia del Diez pasó casi inadvertida en el Arena.

Comentarios