Mundo, Últimas

Mujica baja su polémica ley de prisión domiciliaria

El presidente uruguayo desistió de enviar un proyecto de ley al Congreso para otorgar prisión domiciliaria a militares mayores de 70 años condenados por delitos de lesa humanidad.

El presidente uruguayo, José Mujica, desistió de enviar un proyecto de ley al Congreso para otorgar prisión domiciliaria a militares mayores de 70 años condenados por delitos de lesa humanidad, pero pidió a sus legisladores un “cambio de actitud” hacia las Fuerzas Armadas, a las que consideró “garantes de la institucionalidad democrática”.

Mujica anunció su cambio de postura a los diputados del Frente Amplio, con quienes se reunió hoy durante varias horas y habló sobre las Fuerzas Armadas y la necesidad de profundizar un acercamiento de la izquierda con ese sector.

Anibal Pereira, vocero de los diputados y coordinador de la bancada oficialista, comunicó la decisión de Mujica e informó que en la reunión se analizó el “papel de las Fuerzas Armadas en un gobierno de izquierda”, su rol estratégico y su inserción social, informaron las agencias noticiosas alemana DPA e italiana ANSA.

“No hay proyecto” de ley, declaró Pereira, quien destacó el clima de consenso en la reunión con Mujica.

El presidente “planteó claramente que ese proyecto no lo va a presentar”, añadió el diputado, para quien no hubo, sin embargo, una “marcha atrás” en la idea de Mujica, porque éste sigue en la línea de la “unidad”, señaló.

La idea original se enmarcaba en un plan general de “descongestionamiento” del sistema carcelario que planteaba la prisión domiciliaria a los reclusos septuagenarios, pero incluía también a represores, punto rechazado por dirigentes de derechos humanos y varios sectores del Frente Amplio.

A pesar de que la semana pasada el secretario general de la presidencia, Alberto Breccia, anunció que no existe un proyecto de ley sobre prisión domiciliaria, la prensa de Montevideo afirma hoy que en la reunión con los legisladores Mujica intentaría “explicar” el sentido de su iniciativa, aunque sin por ello pretender “imponer” un criterio.

Por unas tres horas Mujica, quien realizó una intervención inicial, debatió con la bancada oficialista sobre las Fuerzas Armadas desde el punto de vista de los derechos humanos, mientras también se abordó el déficit presupuestario de las tres armas.

Mujica completó su defensa de los militares en su espacio radial “Habla el presidente”, en el que consideró que los uniformados, por los hechos del pasado, a menudo son “dejados a un costado, como un perro peligroso” pero son “la gran garantía” para la estabilidad institucional, aseveró.

“La gran garantía es que los cuerpos armados, en la hora de las tensiones sociales, defiendan la estabilidad institucional que no permitan alinearse atrás de aventuras golpistas”, dijo el mandatario.
En ese sentido, dijo que “la mejor garantía para la democracia es que las Fuerzas Armadas defiendan la institucionalidad”.

“El mandatario planteó la `imperiosa necesidad` de que el gobierno atienda las expectativas y requerimientos de los militares y policías y en particular de los mandos medios hacia abajo”, señaló el diario montevideano La República.

También cuestionó que cuando el pasado 25 de marzo se conmemoró un nuevo aniversario de la Aviación Militar y del Día de la Fuerza Aérea Uruguaya, en la Base Aérea de Boiso Lanza, “había faltado mucha gente del gobierno”.

Remarcó que estuvo “muy solo” cuando en Durazno se dirigió a los oficiales militares, instancia a la que calificó de suma importancia porque era la primera vez que el Presidente se dirigía a un número tan grande de oficiales.

El llamamiento de hoy a sus legisladores se da en momentos en que la Mesa Política del Frente decidió crear una comisión para consensuar un proyecto único para “eliminar” del ordenamiento jurídico la Ley de Caducidad que amnistió a los represores de la dictadura (1973-1985).

Mujica sostuvo hoy en ese sentido que no va a interponer ningún veto ni censurar la posición que emerja eventualmente del Parlamento aunque, según el sitio El Espectador, consideró al debate saldado tras dos plebiscitos, en 1989 y el año pasado, que avalaron la cuestionada ley.

Ex guerrillero tupamaro encarcelado más de 12 años en brutales condiciones durante la dictadura, Mujica planteó también, ayer lunes, en un encuentro con sus ministros la “imperiosa necesidad” de “un cambio de actitud” para mejorar el “relacionamiento” con los militares.

Comentarios