Economía

Crisis sobre ruedas

Motomel suspende a 450 empleados hasta fin de agosto

La abrupta caída de la ventas y un sobre stock llevó a la empresa a tomar la decisión. La compañía y la UOM de San Nicolás refrendaron el acuerdo en el Ministerio de Trabajo. Para el gremio es lo más conveniente para evitar nuevos y masivos despidos


La empresa Motomel suspenderá por 15 días a los 450 empleados que participan de las diferentes líneas de producción en la fábrica ubicada en la localidad de La Emilia, a 14 kilómetros de San Nicolás, debido a la disminución de las ventas y la escasa demanda de sus vehículos.

Fuentes de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) indicaron que la medida se extenderá durante las dos últimas semanas de agosto, tras el acuerdo firmado en el Ministerio de Trabajo entre representantes de la firma y de la UOM San Nicolás.

La Unión Obrera Metalúrgica nicoleña interpreta que este acuerdo es lo más conveniente ya que evita que se avance con despidos, y focalizan las expectativas en la reactivación de un mercado que en el mes de julio volvió a caer fuertemente.

Ese acuerdo, entre diversos puntos, dice que Motomel descontará del salario una de las dos semanas de suspensión, y que se compromete a renovar los contratos laborales que vencen en los próximos días.

La empresa ya había recurrido a esa medida en julio, cuando decidió adelantar las vacaciones de sus obreros para volver a sus actividades en los posteriores 30 días.

El conflicto con la empresa tiene varios meses. A principio de este año se anunció el despido de 130 trabajadores y posteriormente comenzó con suspensiones rotativas.

Según el informe de la división Motovehículos de  la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), el patentamiento de motos registró en julio una caída del 22,8% contra igual período del 2017, aunque contra julio reveló un incremento del 4,9%.

Existe cierta esperanza que con la llegada de la época de mayor uso y venta de motos, la comercialización pegue un repunte, aunque mucho más tendrán que ver las condiciones macro económicas y el escenario cambiario.

La zona norte de la provincia de Buenos Aires vive un clima de tensión laboral ya que además del caso de Motomel, está como antecedente inmediato los 84 despidos en Bunge Ramallo, a los que hay que sumar los empleos que se pierden en “cuentagotas” y que se ve reflejado en los comercios que sufren una la drástica baja del consumo de bienes.

Motomel es una empresa de 25 años de trayectoria, líder en el mercado de las motocicletas, además de fabricar bicicletas, máquinas y herramientas de trabajo, entre otros productos.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios