Ciudad, Edición Impresa

crisis cinco estrellas

Mil trabajadores hoteleros y gastrónomicos corren riesgo

Unas 15 empresas rosarinas del rubro solicitaron procedimientos preventivos de crisis. En un mes cerraron tres hoteles.


Alrededor de mil puestos de trabajo del rubro hotelero gastronómico de Rosario están en riesgo. En los últimos meses unas 15 empresas de esta actividad económica solicitaron procedimientos de crisis al gobierno provincial. Para el secretario general de gremio que los representa, Sergio Ricupero, la crisis en el sector es una evidencia de la situación económica nacional. “Cuando la gente tiene menos plata, los gastos en gastronomía y hoteles son los primeros que se recortan”, aseguró. El sector hotelero es un de los mal golpeados. Entre abril y mayo tres hospedajes del centro de la ciudad bajaron la persiana, dejando a 47 trabajadores en la calle. Otros cuatro están en procedimiento de crisis y uno entró en concurso de acreedores. Desde la Cámara Hotelera, Gastronómica y Afines de Rosario afirmaron que los alojamientos que cerraron fueron seis.

En caída

El primer semestre del año cerrará con alrededor de 15 empresas hoteleras y gastronómicas con procedimientos preventivos de crisis activos. Según el representante de los trabajadores hoteleros gastronómicos, las compañías emplean entre 800 y mil trabajadores que hoy están en riesgo. Ricupero aseguró que la caída en la actividad responde a una situación económica nacional preocupante. “En todo el país se perdieron 27 mil puestos de trabajo de nuestra actividad”, aseguró.

Los procedimientos preventivos de crisis son una herramienta que pueden solicitar las empresas al Ministerio de Trabajo de Santa Fe cuando peligran las fuentes laborales. Según publicó el portal de noticias Rosarioplus, en los dos últimos años los procedimientos de este tipo se cuatriplicaron en Santa Fe. En junio de 2015, eran 40 las empresas bajo esta modalidad. En febrero, la cifra trepó hasta los 160 casos.

Hoteles cerrados

El primero en cerrar fue el Hotel Europeo, ubicado a mitad de la cuadra de San Luís al 1300 y frente a la plaza Sarmiento. Una mañana de abril los trabajadores del establecimiento llegaron y encontraron la entrada tapada con chapones. Son trece empleados de un mínimo de 20 años de antigüedad que hasta hoy no recibieron ningún tipo de indemnización.

Según Ricupero, la dueña del establecimiento registrado como una sociedad anónima no se presentó a ninguna de las audiencias a la que fue citada en el Ministerio de Trabajo provincial. “Recién un mes después empezó a mandar algunos telegramas de despido, pero de pago no hubo noticias hasta ahora”, aseguró.

A principios de mayo fue el turno de los hoteles Plaza del Sol, de San Juan 1059, y Plaza, ubicado a media cuadra en la cortada Barón de Mauá 1026, en la zona de la plaza Montenegro. Los dos hospedajes empleaban a 34 personas con antigüedades que van desde los 10 a los 35 años. Pertenecían a la misma firma, también registrada como sociedad anónima.

Por estos cierres se hicieron dos audiencias en la sede local del Ministerio de Trabajo. En la última, la empresa llevó una propuesta del pago del 50 por ciento de las indemnizaciones en cuatro cuotas. La oferta fue rechazada por los trabajadores y hoy se realizará una nueva instancia de mediación. Desde que bajaron las persianas, los empleados permanecen dentro de los dos hoteles con guardia permanente hasta que se logre un acuerdo indemnizatorio conveniente, además del pago de salarios adeudados.

Desde la Cámara Hotelera, Gastronómica y Afines de Rosario afirmaron que en lo que va del año fueron seis los alojamientos que cerraron. De todos modos, Ricupero aclaró que es posible que se trate de hospedajes chicos que no contaban con representación gremial.

Otros cinco en crisis

Según Ricupero, en los últimos dos años otros cuatro hoteles empezaron procedimientos de crisis. “A través de esta herramienta se están recuperando y se cuidan los puestos de trabajo. Pero la situación de nuestro rubro es muy preocupante porque cuando hay crisis y no hay dinero, lo primero que hace la gente es reducir estos gastos”, dijo el sindicalista. A estos establecimientos se suma un quinto hotel en concurso de acreedores, que emplea a 50 personas.

Comentarios