Policiales

Drogas, dinero y explosivos

Megaoperativo de fuerzas federales por crimen de un chico

Efectivos de tropas especiales de la Policía Federal, por orden de la Justicia santafesina, ingresaron a 9 viviendas de barrios Empalme Graneros, Rucci y Ludueña. Es por el asesinato de Jesús Abregú, ocurrido el 24 de febrero y que se supone ligado al narcomenudeo.


Olfato. Un perro antinarcóticos husmea en busca de rastros de drogas en una vivienda allanada.

 

La Justicia provincial desplegó ayer por la madrugada un megaoperativo, encabezado por uniformados de la Delegación Rosario de la Policía Federal, donde allanaron nueve viviendas ubicadas en los barrios Rucci, Ludueña, Nuevo Alberdi y Empalme Graneros. El fiscal de Homicidios Dolosos, Adrián Spelta, estuvo a cargo de los procedimientos realizados en el marco de la investigación del asesinato del adolescente Jesús Abregú, ocurrido el 24 de febrero pasado en Rubén Darío al 2000. Hubo siete demorados e incautaron armas, celulares, un mortero, medio kilo de cocaína y un kilo y medio de marihuana. Uno de los allanamientos fue en la casa del padre de la víctima porque tras el homicidio se llevó elementos relacionados al caso.

El megaoperativo incluyó la participación de unos 80 policías de las fuerzas federales entre los que estuvieron uniformados del Grupo Especial de Operaciones Federales (Geof).

Spelta explicó el objetivo del operativo era incautar celulares y armas. “La participación en la investigación de la Policía Federal se debió a que los testimonios recolectados daban cuenta de que las personas que habitaban esas viviendas, quienes tenían vinculación con el crimen de Jesús, estaban relacionadas a la venta de estupefacientes”, señaló el fiscal.
El investigador agregó que dieron intervención a la Brigada de Explosivos debido a que en el allanamiento de Vélez Sarsfield al 2100 hallaron un mortero FMK13. “Esta causa quedó a cargo de la fiscal de Flagrancia, Alicia Almada quien ordenó al personal de Fabricaciones Militares investigue si fue sustraída de la planta de Fray Luis Beltrán. Además, en tres domicilios hallaron medio kilo de cocaína y un kilo y medio de marihuana”, contó.

Spelta detalló que el operativo en la casa del padre de la víctima se debió a una participación posterior al crimen. El trascendido que surgió en dicha ocasión fue que Jesús estaba malherido cuando llegó su padre sacó drogas que había en el lugar y se llevó un arma de fuego que estaba tirada cerca del adolescente.

 

El crimen

Jesús Rey Abregú falleció en el hospital Alberdi poco después de recibir un disparo en el tórax y el otro en la pierna en la medianoche del sábado 24 de febrero cuando al menos cuatro atacantes lo sorprendieron en un pasillo de Rubén Darío al 2000, en Empalme Graneros. El ataque fue en un pasillo a metros de una vivienda señalada por vecinos como un búnker regenteado por una mujer, que terminó derrumbado por la furia de los vecinos. Tras el homicidio, surgieron versiones que relacionaban el móvil con el narcomenudeo: la víctima cayó mientras “cuidaba” el lugar de venta, o había ido a comprar sustancias cuando quedó en medio del ataque.

 

Los allanamientos

Los operativos fueron: dos en pasaje Franco al 1900, en French al 5000, en Felipe Moré al 600 bis, Cosquín al 2800, José Ingenieros al 7800, Cullen y Ugarte al 2800 y en Vélez Sarsfield al 2000. Los federales hallaron la droga, una prensa , carabinas, réplicas y otras armas, dinero en efectivo, el mortero junto a celulares y documentación de interés para la causa. Siete personas quedaron demoradas a cargo de Marcelo Bailaque del Juzgado Federal N° 4.

Si te gustó esta nota, compartila