Edición Impresa, El Hincha

Semana clásica

Maxi: “Hay que ganarlo, jugando bien o mal”

Maxi Rodríguez aseguró que el grupo y la gente necesitan un triunfo en el Clásico.


“El Clásico que viene hay que ganarlo; da lo mismo jugar bien o jugar mal. Lo único que quiero son esos tres puntos, darnos una alegría a nosotros como grupo porque nos lo merecemos y también a la gente”. Así de claro fue Maxi Rodríguez respecto al partido del domingo. El capitán sostuvo que “la presión de ganar el Clásico siempre está” y admitió que Newell’s está “en desventaja en el último tiempo en estos partidos”, pero aseguró que “el grupo está renovado y tiene la ilusión de ganar”.

“Todos sabemos la importancia de este partido y nos estamos preparando para llegar de la mejor manera. Nosotros llegamos con buena cosecha de puntos, pero son partidos aparte en los que no interesa cómo va cada uno en el torneo. El que esté mejor en los 90 minutos se quedará con el partido”, dijo ayer en conferencia.

Y agregó respecto a su situación física tras jugar 30 minutos ante Gimnasia después de una distensión. “Tengo una semana de trabajo por delante con la idea de llegar en las mejores condiciones. Pero estoy más preocupado porque hay varias lesiones en el plantel. Ojalá lleguen todos al ciento por ciento porque en estos partidos no se puede regalar nada. Los clásicos se ganan con detalles y estar bien en lo físico es uno de ellos”.

“Los dos equipos están obligados a buscarlo, así se viven los clásicos en Rosario. Es un partido que te cambia mucho en lo anímico. Hoy no nos planteamos pelear el campeonato o estar arriba sino ser mucho más regulares, buscar un mejor funcionamiento. Estamos muy bien de puntos, pero debemos corregir muchas cosas todavía porque estamos en deuda con el juego. Cambiamos mucho cuando jugamos de local a cuando lo hacemos de visitante, somos concientes de cómo han sido nuestros rendimientos. Hay que acostumbrarse a ganar porque cuando jugás bien siempre está más cerca del triunfo”, confió.

Sobre el partido en sí, consideró: “Hay que ir a buscarlo desde el arranque, no podemos especular. Tenemos que salir a presionarlos, asfixiarlos y ponernos en ventaja primero. Será un partido intenso, de mucha lucha y sacrificio, pero también se necesita buen dominio de pelota y tranquilidad en los últimos metros para quedarse con este partido”. También le consultaron si podría llegar a jugar como delantero en caso de que Scocco y Matos no lleguen en condiciones. “Ojalá que lleguen los dos. Pero si lo tengo que hacer, lo haré sin problemas por el bien del equipo. No es mi puesto natural, pero tampoco lo desconozco. Todavía no hicimos fútbol y tenemos que esperar lo que decida el entrenador”.

Por último, habló de la designación de Mauro Vigliano para dirigir el Clásico. “No vale la pena empezar a hablar del árbitro ni a poner excusas. Lo que pasó ya pasó y no te lo devuelve nadie. Lo dejo ahí. No tenemos que pensar en eso porque empezaríamos a enfocarnos en otra cosa y no priorizás lo táctico o lo futbolístico. Y también el árbitro llegaría con una presión extra a este partido”.

Con Matos y Formiliano

Diego Osella ordenará esta tarde el ensayo de fútbol de cara al Clásico. Aunque el DT no contará con Scocco, prácticamente descartado, para la práctica de hoy en Bella Vista tendrá a disposición a Mauro Matos, quien se perfila para jugar desde el arranque después de una tendinitis que lo tuvo a maltraer durante las últimas semanas.

También podrá estar Fabricio Formiliano, recuperado de una distensión y con chances de volver al equipo por Franco Escobar. Lo que si está confirmado es que Maxi Rodríguez volverá al primer equipo en reemplazo de Héctor Fertoli.

En tanto, Germán Voboril está descartado, por lo que Osella nuevamente deberá evaluar si apuesta por Nehuén Paz como lateral izquierdo o vuelve a probar a Leandro Vega en esa posición. Mientras que Juan Sills también se perderá el Clásico por una distensión en el sóleo y Sebastián Prediger trabaja para empezar a entrenar a la par del resto luego de la fractura en uno de los dedos del pie derecho.

En consecuencia, una probable para el domingo comprende a Luciano Pocrnjic; Luis Advíncula, Fabricio Formiliano o Franco Escobar, Néstor Moiraghi, Nehuén Paz o Leandro Vega; Diego Mateo, Facundo Quignón; Joel Amoroso, Mauro Formica, Maxi Rodríguez; y Mauro Matos.

“Si no fuera el Clásico, ya estaría descartado”

Ignacio Scocco está haciendo todo su esfuerzo para llegar al Clásico pese a la ciatalgia que arrastra desde el final del partido ante Temperley. Sin embargo, el delantero leproso no se muestra muy optimista respecto a que pueda estar a disposición y la sensación generalizada es que se perderá el choque en el Gigante de Arroyito.

Ayer, en diálogo con el programa Closs Continental, afirmó que si no se tratara del Clásico “ya estaría descartado” pero que tampoco debe “ser egoísta” y que en caso de no estar al ciento por ciento debe dejarle su lugar a un compañero que se encuentra en óptimas condiciones “porque eso es lo mejor para el equipo”.

“Si este domingo no fuera el clásico, ya estaría descartado y directamente esperaría el próximo compromiso. Vengo haciendo un esfuerzo muy grande y aguantándome cosas sólo porque está este partido por delante. Ojalá pueda llegar y estar, pero tampoco tengo que ser egoísta y pensar solo en mí. Si no estoy bien, tengo que dejarle el lugar a alguien que esté al ciento por ciento porque eso es lo mejor para el equipo”, dijo ayer.

Scocco contó que “esta lesión depende de la evolución que haya en cada entrenamiento”. “Es una situación rara, difícil. Aunque no siento nada de dolor, tengo comprometido un poco el nervio ciático lo que me genera algunas complicaciones en la parte sensitiva y en la motora: no tengo buena sensibilidad, me falta fuerza, me hace renguear, se me afloja un poco la pierna, no tengo firmeza para patear o para tocarla. Todo eso hace que se me complique correr y ara pisar y, lógicamente, tampoco puedo hacer los ejercicios al ciento por ciento”, explicó.

El delantero leproso confió que arrastra una dolencia en la zona desde hace un tiempo. “Tengo una problema en la cintura que vengo arrastrando de hace tres o cuatro años, pero vengo manejando ese dolor y puedo jugar sin problemas. Pero contra Temperley sufrí un golpe y la zona se me inflamó aún más, tengo una hernia en la cintura y eso me está presionando el nervio ciático”. Y agregó: “Una lesión muscular tiene un tiempo determinado de recuperación. En este caso es distinto, depende de cómo se desinflame la zona. Lo vamos a ir evaluando en lo que quede de la semana y el viernes o sábado vamos a tomar una decisión”.

Noticias relacionadas:

Vigliano, el número 23

Comentarios