Policiales

Brown y Ovidio Lagos

Mataron a un hombre en Pichincha, dentro de su auto, de al menos 8 balazos

Fue este viernes a las 7.15. Vecinos escucharon alrededor de 12 disparos. Según las primeras informaciones, la víctima ingresaba a la cochera del edificio de Brown 2857 cuando lo atacaron. Tenía 41 años. Detalles que rodean al crimen: pelea previa y la chica que lo esperaba en el quinto piso


Fotos: Franco Trovato Fuoco

Un hombre de 41 años fue asesinado en la mañana de este viernes en barrio Pichincha. Fue alrededor de las 7.15. La víctima, por los primeros testimonios, se aprestaba a entrar en un auto a la cochera del edificio República de Pichincha, ubicado en Brown 2857 –entre Ovidio Lagos y Richieri–, cuando al menos una persona, que lo estaba esperando, se le acercó y le disparó a quemarropa.

Vecinos de la zona dijeron haber escuchado al menos cinco disparos. Otros hablaron de 12. El fiscal de Homicidios Miguel Moreno mencionó que el cuerpo presentaba las marcas de ocho tiros como mínimo, la mayoría en la cabeza. El hombre baleado quedó sin vida dentro del vehículo, que permaneció encendido.

Toretto

Moreno agregó que la víctima tenía 41 años. Fuentes policiales lo identificaron como Carlos Ariel Señuque, de nacionalidad argentino. Hubiera cumplido 42 años en noviembre. Según datos extraoficiales, le decían Toretto, como el personaje de la saga de películas Rápido y Furioso. En una de sus varias cuentas de Facebook también se presentaba como Patito. Vivía hacía unos meses en el departamento de Brown 2857 donde fue asesinado, pero en su documento figura como domiciliado en calle 2125 al 3800, en barrio Tío Rolo.

El fiscal deslizó que el hombre está vinculado al negocio de los boliches nocturnos. También, que testimonios preliminares mencionaron una pelea que el asesinado había tenido cerca de la estación de trenes ubicada a metros del lugar del crimen, en la noche del jueves, y que esa disputa había continuado en un bar tipo after.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El auto, un Renault Laguna con patente radicada en la ciudad de Santa Fe, quedó en la vereda y con el vidrio de la puerta delantera, del lado del conductor, estallados por los disparos de los atacantes, dijo el fiscal.

Agustina, la chica que lo esperaba en el 5o C

Una joven que dijo mantener una relación informal con el acribillado, y lo estaba esperando en el departamento que habitaba el hombre, el 5º C, franqueó a la Policía el acceso a la vivienda, de donde secuestraron un teléfono celular. Según los testimonios recolectados, la chica tiene 19 años y fue identificada como Agustina T. Una versión indica que estaba encerrada en el departamento, o bien no tenía consigo la llave, y un conserje de la propiedad debió abrirle la puerta.

Fuentes del caso recordaron que Agustina T. había sido detenida el martes 12 de marzo en el marco del operativo federal denominado Rayos X, efectuado por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en la estación de servicios de Rioja y España.

En esa ocasión, secuestraron 13 panes de marihuana prensada. Tras la declaración indagatoria, un juez federal le dictó a Agustina la falta de mérito y la desvinculó de la causa. Pero el magistrado procesó a un hombre que  estaba con ella, vinculado con los boliches y la noche, por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

No se defendió

En el Renault en el que iba la víctima no encontraron armas de fuego. El dermotest realizado en las manos de Señuque tampoco detectó rastros de pólvora. Sí hallaron una pequeña cantidad de flores de marihuana “para consumo personal”, evaluó el fiscal Moreno. El funcionario descartó el robo como móvil del crimen, porque no faltaban pertenencias.

Una información extraoficial pero confiable agregó otro detalle: la Brigada Antinarcóticos de PDI secuestró en el departamento del quinto piso de calle Brown una cantidad –sin precisar– de pastillas guardadas en un tubo de ensayo. En principio, descartan que sean de estupefacientes, pero restan los análisis. 

Pasado el mediodía, la Brigada Operativa Antinarcóticos allanó el departamento. Luego se precisó que fueron incautados unos 20 gramos de cocaína y otros 10 de marihuana –además de pesos, dólares y euros cuya cantidad no fue precisada–, por lo cual la muchacha quedó a disposición del Juzgado Federal en turno.

Fuentes policiales informaron que llegaron al lugar por un llamado al 911. Personal del Sies que se hizo presente a los minutos del hecho constató que la víctima aún vivía. Falleció poco después, en el asiento del conductor donde lo alcanzaron las balas. Cerca de las 9 de la mañana llegó al lugar el fiscal Moreno. Dijo que, por los primeros testimonios, presume que los atacantes se movilizaban en moto y escaparon hacia el este.

Vecinos contaron que en el edificio en cuyo frente sonaron los disparos se alquilan departamentos con contratos temporales. Algunos precisaron que el Carlos Señuque hacía aproximadamente dos meses que el del quinto piso, aunque el contrato de renta está fechado en septiembre pasado. El alquiler, según confió un portero de la propiedad sería de 15 mil pesos al mes.

Al sitio del crimen llegaron varios habitantes de la zona sur de Rosario, allegados a la víctima, para averiguar lo que había ocurrido. Ninguno quiso hablar con los trabajadores de prensa que cubrían el hecho.

Comentarios