Mundo

Estados Unidos

Masacre en sinagoga: Trump culpó a medios de provocar “ira”

El presidente norteamericano culpó este lunes a los medios de comunicación de provocar "ira" en la sociedad antes de las cruciales elecciones legislativas, mientras el país llora 11 muertos en un templo judío, el peor ataque antisemita en su historia reciente


Trump, culpó el lunes a los medios de comunicación de provocar "ira" en la sociedad antes de cruciales elecciones legislativas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, culpó este lunes a los medios de comunicación de provocar “ira” en la sociedad antes de cruciales elecciones legislativas, mientras el país llora 11 muertos en una sinagoga, el peor ataque antisemita en su historia reciente.

El hombre acusado de la masacre en la sinagoga de Pittsburgh el sábado, Robert Bowers, de 46 años, compareció este lunes por primera vez ante la justicia, llevado en una silla de ruedas.

Vestido con una remera azul, Bowers, de rostro pálido y calvo, hizo pocos comentarios durante la audiencia de tres minutos, aparte de responder “Sí” y “Sí, señor”, en respuesta a preguntas de procedimiento de un juez federal.

El hombre fue detenido el sábado tras ser herido por la policía en un intercambio de disparos y acusado de 29 cargos, algunos de ellos punibles de pena de muerte.

Horas antes de que Bowers se presentara ante la justicia, Trump atacó a periodistas críticos de su gobierno y los responsabilizó de provocar extremismo antes de las elecciones de medio término del 6 de noviembre.

“Hay una gran ira en nuestro país causada en parte por la información inexacta, incluso fraudulenta, reportada en las noticias”, escribió Trump en Twitter, llamando a “los Medios de Noticias Falsas, los verdaderos Enemigos del Pueblo” a “parar la abierta y obvia hostilidad”.

“Eso hará mucho para apagar la llama de la Ira e Indignación en nuestro país y para que podamos ser capaces de unir a todas las partes en Paz y Armonía. ¡Las Noticias Falsas Deben Terminar!”, añadió.

Trump anunció que prevé visitar Pittsburgh. Pero la posible visita se volvió un tema polémico en medio del encendido debate sobre si la retórica cotidiana de Trump alimenta un clima político cada vez más peligroso.

 

¿Bienvenido o no?

 

“El presidente de Estados Unidos siempre es bienvenido”, dijo a CNN Jeffrey Myers, un rabino de la sinagoga “Árbol de la Vida” presente durante el ataque.

Pero también en CNN, la extitular de esa sinagoga, Lynette Lederman, le dijo a Trump el lunes que se mantuviera alejado, calificándolo de “proveedor de discursos de odio”.

En una carta abierta el domingo, un grupo de líderes judíos de Pittsburgh responsabilizaron a Trump de alentar los sentimientos nacionalistas blancos que generaron el ataque y dijeron que hasta que no denuncie esto completamente no será bienvenido.

Varias personas desafiaron el frío para dejar velas y flores frente a la sinagoga el lunes.

Once estrellas blancas de madera, cada una con el nombre de uno de los muertos, fueron colocadas en el lugar junto con un corazón rosado y el texto de un salmo: “Cercano está el Señor a los quebrantados de corazón, y salva a los abatidos de espíritu”.

“Que no venga si nos va a dividir más”, dijo una residente de la zona, Arlene Wolk, sobre la posible visita de Trump. “Esto no es un evento político”.

Adam, otro vecino que prefirió no dar su apellido, dijo que el tema no debería ser politizado.

“No creo que este tipo (Bowers) haya hecho lo que hizo por culpa del presidente. Creo que le están dando demasiado crédito y que hay mucho partidismo en ese sentido”, opinó.

 

Otro paquete para CNN

 

Según reportes de la policía, Bowers dijo que odiaba a los judíos porque estaban “cometiendo genocidio a su gente”.

Las publicaciones en redes sociales que se le atribuyen indican su virulento rechazo a inmigrantes y musulmanes.
Bowers también se refirió supuestamente a los miles de migrantes de Centroamérica que actualmente avanzan en caravana hacia el norte en busca de una vida mejor en Estados Unidos.

Trump hizo de esta caravana un asunto clave en sus mitines electorales, donde suele acusar a los opositores del Partido Demócrata de querer dejar entrar al país a “violadores” y “atroces” criminales.

Los críticos del presidente también consideran que los inflamados discursos del presidente alentaron a un residente en Florida, César Sayoc, arrestado la semana pasada, a enviar bombas caseras a más de una docena de políticos de alto rango y otros opositores de Trump, algunos a través de la cadena informativa CNN, usualmente crítica del gobierno.

Sayoc, también conocido como Cesar Altieri, de 56 años, debe presentarse este lunes ante una corte en Florida.
Un nuevo paquete sospechoso dirigido a CNN fue interceptado este lunes en una oficina de correos de Atlanta. Si se constata que contiene explosivos, sería el 15º artefacto enviado por correo desde la semana pasada, y el tercero para CNN.

Ante las acusaciones de que Trump alimenta la polarización en el país, la asesora de la Casa Blanca Kellyanne Conway lo defendió en la cadena de televisión Fox, cercana al controvertido mandatario.

“Este presidente nos está pidiendo que superemos esto y nos unamos y que nos unamos como nación”, dijo. “Quien diga que no lo está haciendo, no está escuchando”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios