Ciudad

¿Crisis a la vista?

Más aviones, menos micros: caen viajes de larga distancia

Según un informe de la Fundación Banco Municipal, el tráfico en la Terminal de Ómnibus de Rosario bajó un 30 por ciento en la última década, un 10 en los últimos dos años. Para el titular de la estación es una cuestión económica.


Una imagen que se viene repitiendo en los últimos años: menos colectivos en la Terminal. Foto: Juan José García.

El tráfico de micros de larga distancia en la Terminal de Ómnibus de Rosario bajó un 30 por ciento en los últimos diez años, y un 10 por ciento en los últimos dos. Si en 2007 hubo 337.298 colectivos que entraron y salieron de la plataforma local, en 2015 hubo 263.457 y el año pasado 236.440. La tendencia se replica a nivel nacional y marcó un alerta para las cámaras que regulan el transporte. Para el director de la Terminal rosarina, Orlando Debiasi, la situación es preocupante y se debe a una cuestión económica. “Las personas tienen menos dinero para viajar. A eso se suma la competencia de las aerolíneas con los vuelos low cost y el cambio de hábito de compartir un auto para abaratar costos”, explicó a El Ciudadano.

Según los datos que arrojó un informe de la Fundación Banco Municipal, el promedio diario de viajes en colectivo pasó de 937 a 657 en la última década, es decir, 280 viajes menos por día. “La baja de pasajeros sumado a los costos del transporte y la falta de subsidios de parte del Estado genera que las empresas tengan poco margen de ganancia o apenas logren cubrir los costos. Si no hay una decisión por parte del Estado de subsidiar al transporte no creo que la situación vaya a mejorar”, aseguró el director de la Terminal y adelantó un posible aumento del boleto después de las paritarias de la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

En cuanto a la variación de tráfico durante los meses del año, el informe indicó que la tendencia se mantuvo pareja desde enero a diciembre, con una diferencia de 143 viajes siendo julio el mes con menor movimiento y febrero el más concurrido con 869 viajes.

“La gente varió la forma de veranear. Antes viajaba en enero o febrero. Ahora hacen viajes cortos durante los fines de semana largo. El año pasado no hubo feriados puentes y eso redujo la cantidad de pasajeros”, agregó Debiasi.

Si bien el arribo de tres aerolíneas low cost a la ciudad representó una competencia para los micros de larga distancia, el director de la terminal descartó que el flujo de pasajeros se haya volcado enteramente hacia los vuelos y atribuyó la merma que las personas viajan menos.

Tendencia nacional

La crítica situación que enfrenta el transporte de larga distancia se replica en todas las ciudades del país. Desde la Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi) anticiparon que la merma de pasajeros se tradujo en una reducción de los servicios poniendo en riesgo 4 mil puestos de trabajo.

Las estadísticas de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) van en el mismo sentido. Los datos indicaron que cayó un 50 por ciento la cantidad de pasajeros transportados por año en la última década.

Furor low cost

Un relevamiento que hizo el Instituto de Estudios de Consumo Masivo (Indecom) en Capital Federal, Gran Buenos Aires, Córdoba, Mar del Plata, Rosario, Santa Fe, Mendoza, La Pampa, Entre Ríos, Misiones y Formosa arrojó que el 86,3 por ciento de los consultados cambiaría el viaje en micro por vuelos de bajo costo. La elección se basó en la relación costo tiempo de viaje.

En Rosario ya son dos las aerolíneas low cost que operan desde el aeropuerto local. Sky y Avianca comenzaron el año pasado y desde marzo se sumará la compañía brasileña Azul con una frecuencia semanal directa desde Rosario a Recife.

Las compañías aéreas que vuelan desde y hacia Rosario son seis: Aerolíneas Argentinas, Avianca, Copa, Gol, Latam y Sky. En diciembre Aerolíneas Argentinas sumó nuevas rutas por la temporada estival, ofreciendo vuelos directos a Mar del Plata, Florianópolis, Punta del Este y Río de Janeiro. Además, mantiene los vuelos a Aeroparque, Ezeiza, El Calafate, Iguazú, Salta, Bariloche, Córdoba y Mendoza. Latam continúa operando sus vuelos regulares a Santiago de Chile, Lima y San Pablo. La centroamericana Copa sigue con el vuelo diario a Panamá.

En total, el tráfico del Aeropuerto Internacional de Rosario creció un 45 por ciento entre el año pasado y 2016. Mientras tanto, está en marcha el plan para la duplicación de la plataforma comercial elevando el número de posiciones de estacionamiento de aeronaves, el acondicionando las calles de rodaje y la instalación de un moderno sistema de balizamiento.

Si te gustó esta nota, compartila