Ciudad, Edición Impresa, Últimas

Martillero detenido negó imputaciones

El profesional declaró y rechazó ser parte de millonaria estafa bancaria.


martillerodentro

El martillero Oscar Kovalevski –quien fue apresado la semana pasada imputado en la causa donde se investiga una millonaria estafa a través de cuentas judiciales inmovilizadas en el Banco Municipal de Rosario– amplió ayer su declaración indagatoria en Tribunales en el Juzgado de Instrucción 12ª, a cargo de la jueza Mónica Lamperti. Según fuentes judiciales, el profesional negó “rotundamente” ser parte de una asociación ilícita, “mucho menos en carácter de organizador”. La cita comenzó pasado el mediodía y el profesional se descompensó, tal como ocurrió cuando lo detuvieron, a poco de terminar la audiencia.

Previamente a  su declaración, se presentó espontáneamente el empleado bancario que fue señalado por uno de los abogados involucrados en el caso como el contacto que el martillero tenía dentro del banco. El hombre dejó un escrito que fue recibido y a través del cual se pone a disposición del tribunal, por lo que a partir de ahora la jueza dispondrá sobre los pasos a seguir. En su declaración, Kovalevski –quien es patrocinado por los abogados Froilán Ravena y Germán Mahieu– reiteró lo dicho con anterioridad, es decir en la primera indagatoria,  cuando señaló que había hecho unos trabajos de tasación y comercialización de terrenos en Funes para dos abogados lo que generó una deuda por los honorarios. Esto hizo que se firmara un convenio donde lo habilitaban a cobrarse con oficios judiciales.

Así las cosas, el martillero explicó que solo se limitó a cobrarse su acreencia y que “de ninguna manera es organizador” del hecho delictivo y entiende que es todo una maniobra de uno de los abogados para mejorar su propia situación procesal.

En ese sentido, dijo que quien le encomendaba los cobros era uno de los abogados y que él es martillero y no abogado por lo que está inhabilitado para firmar escritos, solicitar embargos y hacer presentaciones judiciales.

Kovalevski sigue detenido bajo la figura de organizador de una asociación ilícita.

Cabe recordar que la causa involucra al juez Alejandro Martín y su secretario Ricardo Lavaca, ambos suspendidos y con un proceso de jury iniciado sobre el magistrado. El delito imputado es asociación ilícita, estafas reiteradas, defraudación y falsedad ideológica, entre otras figuras penales, por apropiación de dinero judicial.

La semana pasada quienes prestaron declaración indagatoria ampliada fueron los abogados acusados de la millonaria estafa. En esa oportunidad los letrados señalaron al martillero como organizador de las acciones e ideólogo del delito.

Tras esto, Mahieu y Ravena señalaron que resultaba “sugestiva esta nueva declaración, donde se pretende cortar el hilo por lo más delgado. Esta nueva acusación es la interpretación de una parte y responde a una estrategia procesal de las personas que declararon”, sostuvieron los defensores de Kovalevski.