Política

La superfinal que no se jugó

Macri, duro con los dirigentes que “apañan” a violentos

El presidente apuntó contra directivos de clubes y sectores de la Justicia por liberar a detenidos en el marco de los incidentes registrados durante la final de la Copa Libertadores que finalmente no se pudo disputar en el estadio Monumental entre River y Boca


El presidente Mauricio Macri apuntó hoy con dureza contra “una parte de la dirigencia que apaña” actitudes violentas y sectores de la Justicia por liberar a detenidos en el marco de los incidentes registrados durante la final de la Copa Libertadores que finalmente no se pudo disputar en el estadio Monumental entre River y Boca.

Macri cuestionó a “una parte de la dirigencia que apaña este tipo de cosas, como una conducta razonable tirar piedras, agredir, violentar. Claramente esto no es aceptable bajo ningún concepto”.

Tras calificar de “triste” y “frustrante” lo ocurrido, el jefe de Estado dijo que no “entiende” por qué fueron liberadas las personas detenidas en el marco de los incidentes.

“No entiendo en nombre de todos los argentinos, no entiendo”, enfatizó Macri, al cuestionar la liberación de quienes fueron apresados.

“No es solamente las piedras, no entiendo como alguien puede pensar que está bien escupir”, afirmó el mandatario, al hacer referencia a una experiencia “espantosa” que vivió el presidente de Fifa, Gianni Infantino, entre que “dejó su auto y se trasladó a la platea”.

“Cómo puede ser que gente que se precia de ser educada, que escupir en una cancha de fútbol está bien, lo que podría haber pasado en la cancha de Boca, San Lorenzo, lo digo no porque pasó en River”, aclaró el Jefe de Estado.

Por otra parte, Macri dijo que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, es “responsable” de la seguridad en Capital pero cuestionó que para organizar un espectáculo deportivo haya que “militarizar toda la Ciudad”.

En una declaración formulada en la Casa Rosada tras encabezar la reunión de Gabinete, Macri señaló que “el jefe de Gobierno, como responsable, está estudiando y viendo cómo perfeccionar” el operativo policial “para el día que se organice el partido”.

“Paradójicamente, a pesar de esa violencia espantosa veíamos a familias enteras con la camiseta de River y sus hijitos yendo a la cancha. Esto es lo que tiene que ser: algo que transcurre en forma pacífica y ordenada”, afirmó el mandatario.

Seguidamente, afirmó que debe haber “un sistema judicial, que garantice que aquel que no cumple la va a pasar mal”.

Además, se planteó que “ante la critica que la Policía detuvo a 23 personas, en horas estén libres, no entiendo, no entiendo”, enfatizó Macri, quien se mostró enojado.

En ese contexto, el presidente dijo que “lo mismo nos pasó en el Congreso” en los últimos enfrentamientos durante el debate del Presupuesto, donde se vieron “destrozo masivos y agresión bestial”.

Afirmó además: “No entiendo que haya dirigentes argentinos que avalen esto y no salgan unánimemente a decir que esta no es la forma, y la reacción de la justicia”.

También se refirió a la investigación que concluyó con uno de los jefes de la barrabrava de River detenido, tras un allanamiento de su casa donde “se encontraron millones de pesos y 300 entradas, que se comprobaron que eran reales”.

Al respecto, expresó su malestar con la Justicia al preguntarse cómo “va a tipificar el caso como contravención y soltarlo, ahora apuntado junto a 300 barras que no pudieron ir y organizaron todo este tipo de agresión”.

Seguidamente, indicó que “necesitamos que los jueces, los fiscales, las fuerzas de seguridad y ciudadanos trabajemos en conjunto para terminar con la violencia, estoy acá y no me voy a resignar”.

“Más allá de los operativos policiales yo no puedo resignarme como presidente representado a la inmensa mayoría de argentinos que somos pacíficos, que para organizar un espectáculo deportivo hay que militarizar toda la zona, toda la ciudad, es una locura, no es lo razonable”, señaló el jefe de Estado.

“Este espectáculo no debería ser en nada distinto a la maravillosa experiencia que tuvimos en los juegos olímpicos de la Juventud, donde asistieron más de un millón de argentinos”, afirmó el mandatario.

Luego, el mandatario advirtió que “frente aquellos que dicen que no podemos cambiar, yo digo que podemos, pero necesitamos que todos sin distinción se pongan al frente de estas actitudes violentas que nos abochorna a todos”.

Macri pidió “no quedarnos con la anécdota” de lo ocurrido, y anunció el envío de reformas a las tipificaciones de delitos del proyecto de ley contra la violencia en espectáculos deportivos para que se trate en extraordinarias en diciembre.

Al respecto, dijo que esa iniciativa que fue enviada hace dos años y medio al Parlamento “ayudará a que ningún fiscal, ni juez se equivoque donde tipifica este tipo de delitos, apoyando a nuestras fuerzas de seguridad, con una herramienta contundente”.

“Ante este bochorno hemos incluido en (sesiones) extraordinarias” el tema y espero que “la podamos aprobar”, anunció.

El mandatario, visiblemente molesto, dijo: “tenemos que plantearnos que el camino de la educación es largo, nos debe interpelar a todos, el fútbol es maravilloso pero no nos habilita a comportamientos salvajes”.

“La violencia ha ganado un espacio, hay que rechazar a los violentos y las mafias que están detrás de estas violencias. La única sociedad posible es aquella en la que reine la paz”, remarcó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios