País

Polémico fallo

Absolvieron a los dos acusados del femicidio de Lucía Pérez

El TOC N°1 de Mar del Plata absolvió a Matías Farías, de 25 años, y a Juan Pablo Offidani, de 43, de los cargos más graves – por abuso sexual– en el marco de la muerte de la adolescente de 16 años por considerar que no pudieron probarse durante el juicio, y sólo se los condenó por drogas


Los jueces consideraron que no pudo ser probado ni el abuso sexual ni el asesinato de Lucía.

Los dos imputados en la causa en la que se investigó el femicidio de la adolescente Lucía Pérez fueron absueltos de los cargos por abuso sexual y sólo se los condenó por tenencia y comercialización de drogas, en un polémico fallo cuyos fundamentos se conocerán más adelante, se informó este lunes en Mar del Plata.

El Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Mar del Plata absolvió a Matías Farías, de 25 años, y a Juan Pablo Offidani, de 43, de los cargos más graves en el marco de la muerte de la adolescente de 16 años por considerar que no pudieron probarse durante el juicio.

Además, los jueces pidieron a la Procuración que sea investigada la labor de María Isabel Sánchez, la fiscal de instrucción que llegó a hablar de “empalamiento” de la víctima, y que luego se apartó del caso.

El Tribunal –integrado por los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas– decidió condenar a ambos hombres a 8 años de prisión y al pago de $135.000 en concepto de multa bajo el cargo de coautores del delito de “tenencia y comercialización de estupefacientes, agravado por su venta a una menor de edad y en jurisdicción de una escuela”.

Un tercer enjuiciado, Alejandro Maciel, de 61 años, en tanto, fue absuelto de la acusación de encubrimiento agravado y será excarcelado.

“Es una vergüenza y una fantochada. Este tribunal no entiende nada de violencia de género”, dijo Guillermo Pérez, el papá de Lucía, tras conocerse el fallo. Farías y Offidani fueron absueltos por la Justicia por el crimen y el abuso sexual “por no haberse probado en el debate”.

Guillermo Pérez también fue crítico con la actuación de la primera fiscal del caso, María Isabel Sánchez, y la acusó de “arruinarle la Justicia a Lucía”.

“No nos esperábamos esto, esperábamos una condena mayor. La fiscal Sánchez le arruinó la Justicia a Lucía”, dijo el papá de la adolescente.

El fiscal Daniel Vicente, en su alegato, había pedido prisión perpetua para Farías, al considerarlo autor de “abuso sexual con acceso carnal agravado en concurso ideal con femicidio, con el agravante del suministro de estupefacientes a una menor”.

Para Offidani había solicitado 18 años de cárcel al considerarlo “partícipe necesario” del mismo delito, y retiró la acusación por “encubrimiento agravado” que pesaba contra Maciel, sindicado como quien lavó el cuerpo de la menor.

 

Lo que dijo el fiscal

 

Para el fiscal, quedó demostrado que “Farías tenía un plan”, dado que le fió la droga en el primer encuentro para tener un segundo y allí “cobrarle, venderle más droga y accederla carnalmente”.

Según el fiscal, hizo esto “a sabiendas del rol esperable de este tipo de chicas, adolescentes, consumidoras de tóxicos de manera abusiva y a su vez sin ingresos propios” y destacó que “en una sociedad patriarcal, sirve para saciar la necesidad sexual suya como hombre”.

Acerca de la falta de pruebas sobre la violación, manifestó que “en casos como este, la perspectiva androcéntrica, nos hace creer que si no hay huellas de defensa en la víctima o lesiones extremadamente crueles no hay abuso sexual y nos hace perder de vista que el problema está en la asimetría de poder, entre víctima y victimario”.

“El concepto de violencia en el abuso sexual, a nuestro juicio, hay que integrarlo con perspectiva de género. La víctima es una mujer, y no hay que esperar a que haya marcas de lucha, de forcejeos, o de uso desmedido de fuerza para determinar el concepto de violencia”, agregó.

Respecto de los imputados, dijo que “Farías es un hombre obsesionado con el sexo y Offidani alguien prácticamente adicto a la pornografía”, mientras que “ambos cosifican a la mujer, la consideran un mero instrumento para la satisfacción sexual”.

“No quedan dudas de que Lucía Pérez fue abusada sexualmente en un contexto de violencia de género por cosificación a la mujer y que para su facilitación se usaron estupefacientes, que potenciaron la situación de vulnerabilidad en concreto”, destacó el fiscal.

Vicente recordó que todos los médicos declararon en el juicio que “fue un acto sexual brusco y violento” y que el causal de muerte “altamente probable” fue “asfixia tóxica, con congestión y edema pulmonar, por el consumo de cocaína”.

En ese sentido, el fiscal planteó la existencia de diversas “situaciones de vulnerabilidad en la violencia contra la mujer” y remarcó que “Farías y Offidani se aprovecharon de esa situación”.

 

“Lo van a volver a hacer”

 

Los padres de Lucía Pérez criticaron a la Justicia por haber absuelto a los imputados por el femicidio y el abuso sexual de su hija y advirtieron que “lo van a volver a hacer” ya que “hay más chicas dando vueltas”.

Desconsolados con el fallo absolutorio, Marta y Guillermo, los padres de la chica de 16 años consideraron “una vergüenza” la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal N°1.

“De violencia de género este Tribunal no tiene nada. Esto es matemático nada más”, cuestionaron a la salida del edificio de Tribunales.

“Estoy sorprendido, pero cómo no voy a estarlo. ¿Cómo me iba a esperar una condena de esta manera? No cabe en ninguna cabeza, no tiene ninguna lógica. Estamos hablando que la autopsia de mi hija decía todo lo que tenía hecho. Que tenía hematomas en la vagina, que tenía muchas cosas… ¿Qué? ¿Eso no se comprobó? Esto es una paparruchada”, señaló Guillermo Pérez.

Por su parte, la mamá señaló: “Jamás me imaginé esto, es una locura. Pero bueno, la Justicia de Mar del Plata se manejará así”.

Sobre la absolución de los cargos más graves, preguntó: “Ellos no la violaron, no la mataron, no le dieron nada, ¿no? ¿Y la muerte de mi hija ¿qué? ¿es de regalo?”.

En cuanto al pedido del tribunal a la Procuración General para que investigue la actuación de la primera fiscal del caso, María Isabel Sánchez, quien llegó a decir en conferencia de prensa que se trataba del hecho “más horrendo” que le había tocado y que a Lucía la habían “empalado” -algo que en el juicio fue descartado- pidieron que “se dedique al kiosco de abajo”.

“Una fiscal le arruina la vida a una persona y a toda una familia. Nos arruinó la vida. Y le arruinó la justicia a Lucía.

Esa fiscal tiene que pagar con todo su patrimonio todo esto que hizo. Esto no puede quedar así es una burla”, señaló Guillermo en declaraciones reproducidas por el portal del diario marplatense La Capital.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios