Espectáculos

Plataforma Lavardén

Lucrecia Moras: “Somos el lugar donde la gente va en busca de respiro”

Lo dijo la directora de Plataforma Lavardén, espacio perteneciente al Ministerio de Innovación y Cultura de la provincia, en un diálogo que sirvió de repaso de lo que dejó el 2018 donde todo fue cuesta arriba para el bolsillo y el ánimo de los argentinos

Moras: "Hay mucha gente que no se va de vacaciones y para ellos haremos el Apantallate".

El 2018 fue un año difícil para quienes trabajan por las artes. Un tiempo con altibajos en materia económica, turbulencias y vaivenes financieros y devaluaciones sucesivas del peso con respecto al dólar que golpearon en el bolsillo y el ánimo de los argentinos. A pesar de esto, instituciones como Plataforma Lavardén (Sarmiento y Mendoza), espacio cultural público perteneciente al Ministerio de Innovación y Cultura de la provincia, siguieron remando contra la corriente con gran creatividad ofreciendo una programación que volvió a apostar por números locales y se transformó en el escenario de encuentro de los rosarinos por sexto año consecutivo.

En 2017, la institución celebraba cinco años de recorrido y 90 del edificio incrementando la visita de públicos que ya sumaba, por entonces, unas 100 mil personas al año. A esta altura el número se mantiene y parece difícil imaginar una Rosario sin Plataforma Lavardén.

“Tenemos mucho público de afuera que no puede creer lo que sucede acá. Los artistas que vienen a la ciudad tampoco”, indicó Lucrecia Moras, directora de Plataforma Lavardén en una charla con El Ciudadano. Y destacó que, en 2018, más allá de los espectáculos que fueron pasando tuvieron un abanico de servicios estables: “Hubo presentaciones de libros, muestras, talleres, charlas, los Roperos, las visitas para escuelas y sala de ensayo gratuita. También hicimos eventos muy masivos como Vacaciones de Invierno con una convocatoria impresionante, celebramos el Día de la Primavera y el Mes de la Mujer y sostuvimos muchos espacios gratuitos”.

Hace un año, en la última entrevista, Moras había comentado a El Ciudadano que la meta para 2018 estaría puesta en los encuentros. Era un momento del país que interpelaba para juntarse unos con otros, físicamente, cuerpo a cuerpo, mirarse y escucharse.

Consultada por los resultados, a modo de balance, la directora del organismo expresó: “Los objetivos inevitablemente se dieron en un contexto donde todo fue cuesta arriba”. Y agregó: “Fue un año muy difícil en muchos aspectos”. Citando al dramaturgo ruso Antón Chéjov, Moras dijo que le gusta “pensar las situaciones en escenas” y que, para llegar al súper objetivo, “hay que cumplir una cantidad de pequeños objetivos que algunos pueden perderse y otros ganarse”, según expresó.

Los teatros y espacios culturales en general tienen la virtud de ser un bálsamo que logran, además de educar, cambiar el ánimo y el humor social. “Veníamos teniendo al encuentro como el gran objetivo y meta desde hace unos años y logramos un montón de lo que queríamos pero con muchísimo esfuerzo. Este año que pasó, muchas personas que venían a escuchar a un artista o ver una obra llegaban enojadas por todo lo que les habría ocurrido durante el día o la semana”, contó Moras como una observación que la sorprendió en 2018.

Y si bien dijo que “la gran mayoría se fue contenta de Lavardén”, esto se logra, “siendo fieles a nosotros mismos y a lo que queremos ofrecer; somos conscientes que somos el lugar donde la gente va en busca de respiro”.

La directora, que para sostener la programación del espacio a la altura de las expectativas tuvo que poner un mayor grado de ingenio y creatividad sostuvo que la meta no tiene que ver con lo que se conoce como “el show debe continuar”. Por el contrario, destacó que “eso es otra cosa; nosotros tenemos que dar el ejemplo cuando nos tirotean desde todos los costados”.

A nivel nacional, la cultura vivió, en 2018, un recorte como hacía tiempo no sufría. El ataque permanente a lo público fue parte del discurso hegemónico del poder central en un marco en que el Ministerio de Cultura de la Nación fue degradado a Secretaría. En ese terreno, la provincia de Santa Fe y la Plataforma Lavardén en particular buscaron seguir sosteniéndose como un faro cultural para la región.

“Tuvimos cuestiones radicalmente diferentes a otros años que no se vieron pero que tuvimos que administrar y sirvieron para sostener la programación y no bajar la oferta de servicios”, dijo Moras quien opinó que “el espacio que se da de baja fue. El gran problema fue administrar pero yo soy una optimista todoterreno. Todo aumentó un 40 por ciento y tuvimos que empezar a negociar, ahorrar de todos lados y asociarnos con otros ministerios con mayor presupuesto para poder seguir adelante”.

Films a cielo abierto

Plataforma Lavardén, como nave insignia de la cultura santafesina en Rosario, no se detiene. Y desde este mismo miércoles comenzará a desplegar su clásico Apantallate. El ciclo de proyecciones de films clásicos al aire libre se realizará desde éste y durante todos los miércoles de enero y febrero, con entrada gratuita en la Terraza de la Cúpula de Plataforma Lavardén. La directora dice que este año la actividad no se suspenderá por lluvia y, por el contrario, se trasladará al Gran Salón del Quinto Piso.

Siempre a las 21, el ciclo comenzará con la proyección de Casablanca de Michael Curtiz y seguirá con Manhattan de Woody Allen (16/1), El ansia de Tony Scott (23/1), La ley del deseo de Pedro Almodóvar (30/1), Cuando Harry conoció a Sally de Rob Reiner (6/2), La lección de piano de Jane Champion (13/2), Moulin Roug de Baz Luhrmann (20/2), y cerrará con Her de Spike Jonze (27/2).

“Hay mucha gente que no se va de vacaciones y para ellos haremos el Apantallate. Será con capacidad para unas doscientas personas que podrán retirar las entradas sin cargo”, contó la directora quien adelantó que el eje temático de los films será el amor. “Nos llevamos tan mal en la calle que queremos ponerle otra onda aunque sea cursi. Seguimos pensando en el encuentro porque es lo único que nos va a salvar”, evaluó Moras.

Además ya hay espectáculos confirmados para febrero en la Terraza de la Cúpula donde se presentarán Casciari a la carta (jueves 7, a las 21), La Familia de Ukeleles (viernes 8, a las 21) y Elías Rampello (sábado 16, a las 21.30).

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios