Rusia 2018

El Ciudadano Mundial

Luasil, no existís

La ciudad donde se jugará la final de Qatar 2022 está en construcción. El estadio estará rodeado de agua y será majestuoso


El Mundial de Rusia llega a su fin. Y en la ceremonia de la final, Vladimir Putin y Gianni Infantino le pasarán la posta a Qatar 2022, una sede que llega con mucha controversia a partir de las denuncias de sobornos para su elección, que provocaron un cimbronazo en Fifa.

En Qatar el dinero abunda. El petróleo permite que sus 2 millones de habitantes tengan un ingreso per cápita cercano a los 100 mil dólares por año, y los jeques millonarios se dan todos los gustos, inclusive organizar un Mundial.

Y esa ambición llevó a que a cuatro años de la Copa del Mundo, la ciudad donde se jugará el partido inaugural y la final aún no está construida. Sí, no es un error, Lusail, la ciudad del futuro como la llaman los qataríes, comenzó a construirse en 2014 y aún está lejos de tener “final de obra”.

El proyecto es billonario (45.000 millones de dólares) y altamente ambicioso. Pero para tener lista esta ciudad en medio de un desierto hostil con el clima, la empresa encargada del proyecto ya tuvo que soportar denuncias por gran cantidad de muertes a partir de las condiciones de trabajo extremas.

¿Cómo será Lusail? Esta ciudad vanguardista ubicada a 15 kilómetros de Doha estará compuesta por dos puertos deportivos, zonas residenciales, centros comerciales, tiendas de lujo y lugares de ocio, así como playas y dos campos de golf. Será la sede de la compañía Qatar Petroleum e incluirá la Energy City (Ciudad de la Energía). También tendrá 450 mil casas para quien quiera mudarse antes o después del Mundial. Incluso tiene previsto un zoológico con una laguna artificial y un Parque temático.

Y el Estadio Nacional de Lusail, con capacidad para 86 mil personas, tendrá todo el techo cubierto por paneles solares, que le permitirá contar con electricidad no sólo para el propio recinto sino también para zonas aledañas. La parte central podrá abrirse y cerrarse para cuando las condiciones climatológicas no sean las normales, ya que en Qatar las temperaturas pueden alcanzar los 50 grados. Además todo el estadio estará rodeado por agua, por lo que los espectadores y los propios jugadores accederán por seis puentes.

Todo un lujo, pero a cuatros años del inicio de la Copa del Mundo aún está en cosntrucción. Por ahora, Lusail no existe.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios