Edición Impresa

Los dólares de las exportaciones

Los productos agrícolas y derivados aportarán hasta 35.000 millones de dólares a la economía local este año.


agro

Los productos agrícolas y derivados, fundamentales en el menú de exportaciones argentinas, aportarán hasta 35.000 millones de dólares a la economía local este año.

Las ventas al exterior de productos agrícolas fueron, históricamente, usina de divisas para la Argentina, pero desde 2005 crecieron en forma significativa. Según un documento del Ieral, instituto de investigaciones de la Fundación Mediterránea, entre 2005 y 2012 las exportaciones de productos agrícolas pasaron de 12.100 millones de dólares a 30.200 millones, es decir un incremento de 149 por ciento en siete años.

El documento identificó dos períodos en el proceso de acumulación de divisas. Por un lado, desde 2005 a 2008, cuando las exportaciones pasaron de 12.100 millones de dólares a 26.800 millones. Se duplicaron en tres años. El salto es explicado por la variación en los precios, más que por el incremento en el volumen. “Los productos del complejo sojero se valorizan entre un 70 y 100 por ciento, los cereales en más del 100 por ciento y, en general, todos los productos se ven beneficiados por fuertes incrementos en sus cotizaciones externas”, calculó el Ieral.

Por otro, el período que va desde 2008 a 2012, cuando las ventas externas subieron de 26.800 millones de dólares a 30.200 millones, 13 por ciento en cuatro años. Durante estos años la expansión se ralentizó, con una tasa de variación de sólo el 3,1 por ciento en promedio por año.

El documento económico elaborado por el investigador del Ieral Juan Manuel Garzón explicó que la fuerte desaceleración del valor de las exportaciones se genera por combinación de dos circunstancias:

n La escalada de los precios de las commodities es cosa del pasado. El precio medio de exportación de la soja bajó del 22 por ciento anual entre 2005/2008 al 6 por ciento anual entre 2008/2012. Por otro lado, un segundo grupo de materias primas registra una tenue caída en los precios: harina de trigo, el sorgo, el girasol y la harina de girasol.

n Los volúmenes de exportación tuvieron una baja reacción frente a un escenario de precios de commodities mucho más favorable en perspectiva histórica. El Ieral explicó que esta baja respuesta de las exportaciones físicas tiene que ver con el hecho de que una parte de la mejora en los precios externos no llegó a los productores, por efecto de la mayor presión fiscal y restricciones cuantitativas a la exportación. Además, porque “se fue diluyendo a medida que se veían encarecidos los costos internos en moneda extranjera por el rezago que muestra el tipo de cambio respecto de la inflación”.

Los cálculos elaborados por el Ieral para 2013 se realizaron sobre la base de saldos exportables proyectados y bajo dos diferentes escenarios de precios:

n El más favorable, con un valor de exportación por 34.950 millones de dólares: estima un crecimiento de 5.000 millones de dólares o 5,8 por ciento respecto del aporte del 2012. Se basa en una mejora de 5 por ciento en los precios actuales del complejo sojero (poroto, aceite, harina y biodiesel).

n El menos favorable, con un valor de 32.500 millones de dólares: el crecimiento sería de 2.300 millones de dólares o 2,8 por ciento. Los precios del complejo sojero descenderían 5 por ciento interanual.

Comentarios