Ciudad, Edición Impresa, Últimas

Lo procesan por el abuso de dos niñas

El encausado tiene 72 años y ya apeló el fallo ante la Cámara Penal.

Un hombre de 72 años apodado Tucumano fue procesado por el abuso sexual con acceso carnal de dos hermanas de 11 y 12 años que habitaban una precaria vivienda cercana a su domicilio, aunque no es el único acusado en el hecho. Ya existen otros cinco encausados, entre ellos el padre, la madrastra de las niñas y un comerciante. Además, la Cámara Penal confirmó la denegatoria de libertad planteada por la defensa de tres de los acusados, entre ellos el Tucumano, al entender que no existen garantías que aseguren el sometimiento de los acusados al proceso, por lo que en la actualidad todos los imputados se encuentran detenidos. El procesamiento dictado sobre el Tucumano fue apelado.

El hecho se conoció luego de una presentación judicial que una referente dela Asociación Madresen Lucha hizo antela Justicia. El11 de septiembre de 2010, la mujer denunció que en una casa lindante con el Centro Comunitario Justicia Social vivían dos menores que eran abusadas por distintas personas; incluso durante la tramitación de la causa se conoció que las niñas eran maltratadas y obligadas por su padre a asistir a la casa de un vecino apodado Paraguayo, quien luego de hacerles limpiar la vivienda abusaba de ellas a cambio de 10 pesos, refiere la resolución judicial. En mayo pasado, Alfredo Juan S., alias Paraguayo, el padre de las menores, Víctor Gualterio S., y su pareja, Josefa A., fueron procesados: el primero por dos hechos de abuso sexual con acceso carnal mientras que los familiares de las víctimas serán juzgados por abuso sexual con acceso carnal agravado.

Pero no fueron los únicos involucrados en el hecho. Durante la instrucción surgieron los nombres o apodos de otros hombres que abusaban de las niñas; incluso de la investigación surgió que pasaban a buscar a las víctimas por su casa y las llevaban a un departamento, donde eran fotografiadas, filmadas y sometidas sexualmente, por lo que se libraron diferentes órdenes de capturas, refirieron fuentes judiciales.

Luego de una serie de allanamientos detuvieron a un vecino de las niñas, identificado como  Agustín Héctor V. Mientras que un comerciante apodado Tony, que era intensamente buscado, compareció en Tribunales a través de un escrito que presentó su abogado. El hombre acompañó un certificado médico para justificar una internación, aunque cuando obtuvo el alta quedó detenido. Los acusados negaron el hecho y admitieron conocer al padre de las menores. Ambos fueron reconocidos por las víctimas en rueda de personas y en junio la jueza María Luisa Pérez Vara dictó el procesamiento de Antonio “Tony” C. y Héctor Agustín V. por el delito de abuso sexual con acceso carnal.

Ahora fue el turno de José Luis P., el Tucumano, quien fue citado a declarar y luego de presentarse en Tribunales se esfumó del edificio, por lo que se libró su orden de captura y fue detenido en junio pasado. El hombre fue sindicado por las menores como otro de sus victimarios y las pruebas colectadas en la causa fueron suficientes para que la jueza de Instrucción lo procesara por el delito de abuso sexual con acceso carnal igual que a sus compinches. Actualmente la resolución se encuentra apelada.

Pedidos de libertad

Los últimos tres detenidos en la causa – el comerciante Antonio C., Agustín Héctor V. y José Luis P.– solicitaron a la juez María Luisa Pérez Vara una sustitución de prisión que fue denegada por la magistrada. Por lo que el trío apeló la resolución antela Cámara Penal.Pero la sala I rechazó el planteo y confirmó la denegatoria dictada por la jueza al entender que las características y gravedad de los hechos, la pena en expectativa (elevada y efectiva), la probabilidad criminosa que deriva del procesamiento y la peligrosidad procesal eran elementos suficientes para confirmar la resolución de primera instancia. Algo similar ocurrió con el resto de los detenidos.

Comentarios