Ciudad, Edición Impresa

En el sur piden seguridad y obras de infraestructura

Por Agustín Aranda.- Empresarios y vecinos reclaman mejoras en el acceso de Ovidio Lagos para disminuir accidentes.

Más de 40 entidades productivas, deportivas y sociales del límite sudoeste de la ciudad reclaman por las prometidas obras de acceso en avenida Ovidio Lagos. Desde la Asociación Vecinos Industriales Ovidio Lagos (Aviol) calcularon que el tráfico diario por uno de los ingresos más antiguos a la ciudad alcanza los 4 mil vehículos diarios y que, a partir de la falta de infraestructura, se registraron 600 accidentes en los últimos cinco años. Mientras aguardan las obras de ensanche de la avenida Ovidio Lagos, que fueron licitadas por el gobierno de la provincia, reclamaron más presencia policial en la zona durante los horarios laborales debido a que se produjeron, también en los últimos cinco años, más de 200 delitos contra la propiedad y otros 450 contra empleados.

La asociación, que desde hace seis meses integran tanto clubes deportivos como industrias –metalúrgicas de línea blanca en su mayoría– emplazadas sobre Lagos pasando avenida Circunvalación, informó que unos 500 camiones, 2.000 motocicletas y 1.200 automóviles circulan cada día por los dos carriles que son la principal conexión con las localidades del sur de Santa Fe y ciudades del norte bonaerense. Según el relevamiento realizado por Aviol, en el último lustro hubo 600 accidentes, de los cuales 62 fueron de gravedad y 8 tuvieron como resultado víctimas fatales. “Imaginate que cuando se realizan manifestaciones que cortan los ingresos de Oroño, todas esas personas vienen por Ovidio Lagos. Agregale el tráfico normal de la zona productiva y esto es un caos”, expresó Roberto Lenzi, integrante de Aviol.

La licitación

El ministro de Gobierno y Reforma del Estado y gobernador electo, Antonio Bonfatti, anunció en abril las obras de remodelación sobre ese tramo de Ovidio Lagos, desde Batlle y Ordóñez hasta el arroyo Saladillo, antes conocida como calle “Plata”, ya que fue la primera comunicación con el desaparecido Camino Real de la época de la colonia española. Según informaron fuentes provinciales, el próximo 6 de octubre se conocerían las ofertas de las empresas interesadas en llevar adelante los trabajos.

Justamente, las modificaciones incluyen el ensanche y ampliación de la calzada para permitir dos carriles por mano; también habrá mejoras en las banquinas, la construcción de ciclovías y desagües; se instalará nueva iluminación y habrá semáforos inteligentes. Además se construirá un amplio cantero central de4 metrosde ancho a lo largo de toda la avenida, que permitirá el giro de grandes vehículos sin obstaculizar el tránsito. Los2.200 metrosintervenidos por la obra representan la reforma de uno de los accesos más antiguos y relegados en materia de obras de infraestructura de la ciudad.

En la actualidad, a la par de la actividad fabril, el tramo es el lugar de chatarreros y vendedores de piletas prefabricadas de natación. Al costado de la calle pueden observarse las zanjas –drenajes a cielo abierto–, que serán interceptados y conducidos hasta el arroyo Saladillo a través de un conducto de hormigón de2,40 metrosde diámetro, ejecutado hace unos años porla Dirección Nacionalde Vialidad. A su vez, según indicó el municipio, se ejecutarán también en el mencionado tramo los desagües pluviodomiciliarios.

Inseguridad

Al igual que los accidentes automovilísticos, arrebatos a operarios y robos a las empresas son frecuentes en la zona de Ovidio Lagos al 7000. De acuerdo con los números de la asociación, en cinco años se produjeron 213 delitos contra la propiedad y otros 450 contra empleados y socios de Aviol. Siempre según los empresarios, hasta los bancos han desistido de instalar cajeros automáticos debido a la inseguridad.

La zona es jurisdicción de la comisaría 33ª que, explicaron desde Aviol, duplicó los patrullajes, pero así y todo no da abasto. Por ello, a principios de junio, Bonfatti anunció el denominado “Plan integral de refacción y construcción de comisarías”, que prevé la edificación de 15 nuevas dependencias policiales y la refacción de otras 60, con una inversión total de 35 millones de pesos en todo el territorio provincial. Dentro del mismo, se previó la remodelación de la comisaría N° 33, ubicada en Ombú y Pasaje 2036, para la cual se presupuestó un monto de 1.194.024,55 pesos.

Los edificios proyectados, desarrollados en planta baja, están basados en el modelo prototípico de comisarías elaborado por la gestión socialista y contarán con una superficie promedio de300 metros cuadrados. Las nuevas sedes tendrán dos ingresos diferenciados: uno para público y otro para móviles policiales e internos transitorios. Además, tendrá una sala de espera, oficina de atención al público, dos oficinas administrativas y sanitarios para el personal y los visitantes. A su vez, se definió un área de control ubicada en el sector donde se construirá un calabozo, también con sanitarios y una celda de menores dimensiones.

Comentarios