Policiales

Secuestro extorsivo

Lo liberaron tras el pago de $ 20 mil

Lo capturaron en Villa Gobernador Gálvez y su pareja juntó dinero para el rescate. Al final, lo soltaron. El caso quedó a cargo del fiscal federal Claudio Kishimoto.


Foto: Googlemaps

Un joven de 21 años fue víctima de un secuestro extorsivo en la noche del jueves pasado cuando cinco hombres lo sacaron de su auto y lo mantuvieron cautivo por tres horas para luego liberarlo tras pagar un rescate cercano a los 20 mil pesos. El caso ocurrió en Villa Gobernador Gálvez y quedó a cargo del fiscal federal Claudio Kishimoto, quien no brindó mayores datos sobre la mecánica del hecho por lo reciente de la investigación, pero indicó que los captores tenían conocimiento de los movimientos de la víctima.

A pesar del hermetismo en la información, fuentes que tuvieron acceso al caso indicaron que todo comenzó el jueves pasado, poco después de las 21, en Jujuy al 2300 de Villa Gobernador Gálvez. Pablo M., de 21 años, iba en su Chevroleto Ónix, cuando otro vehículo, un Peugeot 206, le cortó el paso. Se bajaron dos hombres armados, sacaron al muchacho, le pusieron un buzo en la cabeza y se lo llevaron en el auto, donde había otros dos hombres.

A los pocos minutos, los captores se comunicaron con la novia de la víctima y le exigieron un rescate de medio millón de pesos.

Si bien no se conoció cómo fue que la cifra se redujo a unos 20 mil pesos, luego de tres horas el muchacho fue liberado en San Martín y Alem, después de la 1 del viernes pasado.

La víctima se cruzó con personal de Gendarmería que se trasladaba en una de las camionetas de la fuerza y les pidió auxilio. Los gendarmes lo llevaron a la comisaría 29ª del barrio villagalvense de Villa Diego, con jurisdicción en la zona. En el lugar, le tomaron la denuncia y también fue asistido por los médicos del Sies, quienes le realizaron curaciones por escoriaciones y moretones que tenía en su cara. Según una versión, las heridas se produjeron cuando el muchacho intentó escapar, acción en la cual uno de los captores terminó lesionado.

El caso fue informado a la fiscal de Flagrancia, María de los Ángeles Granato, quien pasó la investigación al titular de la Fiscalía Federal N° 2 de Rosario, a cargo de Claudio Kishimoto.

El fiscal federal se excusó de brindar precisiones sobre el hecho pero señaló que el caso está caratulado como secuestro extorsivo y agregó que los captores tenían muchas precisiones sobre los movimientos de la víctima.

Fuentes policiales indicaron que hay sospechas a partir de información de calle de que pudo ser una mejicaneada, aunque declinaron brindar mayores datos.

Si te gustó esta nota, compartila