Mundo

Masacre en Kabal

Ataque suicida en base militar pakistaní: 11 muertos y 13 heridos

Un grupo talibán se adjudicó el atentado terrorista y prometió nuevos embates en la zona.


Once miembros de las fuerzas de seguridad pakistaní murieron este sábado en un atentado suicida contra la base militar del ejército ubicada en Kabal, en el noroeste de Pakistán.

“Un atacante suicida contra una zona destinada a la práctica deportiva que utiliza el ejército acabó con la vida de once agentes de las fuerzas de seguridad, incluido un oficial, y trece más han resultado heridos, algunos de gravedad”, informó el gabinete de prensa del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas locales.

El cruento atentado fue reivindicado por Tehrik e Taliban Pakistán (TTP) en un comunicado remitido a la prensa. Todo apunta a que el suicida se inmoló en la pista en la que los militares jugaban al voleibol. “Alá mediante, el grupo terrorista Tehrik e Taliban ha abierto un proceso de ataques de venganza”, indicó un portavoz talibán, Mohammad Jurasani. “Esperad más ataques”, anunció.

Los heridos fueron trasladados al hospital militar combinado Saidu Sharif, según recoge el diario paquistaní <Dawn>  en su edición digital. Las fuerzas de seguridad acordonaron la zona e iniciaron una operación de búsqueda en la zona para dar con posibles terroristas que sirvieron de apoyo.

El primer ministro paquistaní, Shahid Jaqan Abbasi,  condenó este “cobarde”  atentado que “no puede desviarnos de nuestra lucha contra la amenaza del terrorismo”. “Seguiremos luchando hasta que el último vestigio sea erradicado”, comentó.

Pakistán inició en junio de 2014 una operación en las zonas tribales en las que murieron 3.500 supuestos terroristas, según datos del ejército. En 2017 se registraron 1.260 muertes por hechos terroristas, la cantidad más baja en una década, según el portal de Terrorismo del Sur de Asia.

El país asiático, varias veces acusado de dar protección a terroristas a lo largo de su historia sufrió en carne propia terribles atentados por parte de grupos rebeldes, principalmente de talibanes.

Uno de los mayores y más cruentos atentados se registró contra una escuela de la ciudad de Peshawar perpetrado por el grupo talibán Tehrik e Taliban Pakistán (TTP), el mismo que atacó ayer, con 148 muertos y más de 100 heridos, en su mayoría niños.

Si te gustó esta nota, compartila