Edición Impresa, País

Llegó el cuerpo de Lucía

Los restos de la joven fallecida a consecuencia de un alud cerca de las ruinas de Machu Picchu, en Perú, arribaron ayer a Buenos Aires y fueron sepultados de inmediato en la localidad bonaerense de Berazategui.

En la mañana de ayer arribaron al país los restos de la joven Lucía Ramallo Sarlo, quien murió el martes pasado como consecuencia de un desplazamiento de tierra ocurrido mientras acampaba en la ciudad peruana de Aguas Calientes, durante su travesía por el llamado Camino del Inca rumbo a las ruinas de Machu Picchu. La compañía de bandera Aerolíneas Argentinas, a su vez, anunció que dispuso el envío de un avión a Lima para colaborar con la evacuación de los turistas argentinos que todavía estaban varados a causa del alud. Las autoridades peruanas habían prometido que ayer mismo culminarían con las tareas de rescate de los afectados que permanecían aislados en la zona del desastre, quienes hicieron conocer sus quejas por los abusos de los lugareños respecto de los precios de alojamientos y alimentos y por las “preferencias” que mostró el operativo oficial hacia los turistas europeos y estadounidenses en desmedro de sus pares latinoamericanos.

El féretro con los restos de Ramallo Sarlo arribó en un avión de Aerolíneas Argentinas que aterrizó a las 6.30 de la mañana en el aeropuerto internacional de Ezeiza. En el mismo vuelo regresó Romina Campos, amiga de la joven fallecida y sobreviviente de la tragedia. Casi dos horas después del arribo a Ezeiza, el féretro con los restos de Lucía –que tenía 24 años– fue trasladado hacia el cementerio Parque de la Gloria, ubicado en el kilómetro 40 de la ruta 2, en el distrito bonaerense de Berazategui, para la sepultura.

La joven –que estudiaba en la Universidad de Buenos Aires– murió el martes pasado cuando, a raíz de las intensas precipitaciones, un aluvión de piedras cayó sobre la carpa que compartía con su amiga Campos y la aplastó. La compañera de Ramallo Sarlo pudo en cambio ser rescatada por los guías de la expedición, aunque como resultó herida debió permanecer en la ciudad de Cuzco junto con otros dos jóvenes con quienes había programado el viaje.

En paralelo, la reestatizada Aerolíneas Argentinas anunció que se sumaba con una aeronave al operativo de evacuación de los argentinos varados en Aguas Calientes que ya estaban llevando a cabo aeronaves militares enviadas por el gobierno nacional a Perú. La aeronave es un Boeing 737/700 Next Generation con capacidad para 149 pasajeros que partirá esta mañana desde Ezeiza para arribar al aeropuerto internacional Jorge Chávez de Lima poco antes del mediodía local. Allí serán embarcados los turistas evacuados desde el lugar del desastre, en la zona de la ciudadela arqueológica.

Comentarios