Edición Impresa, Policiales

Zona norte

Le imputan lesiones graves y lo liberan bajo restricciones

Un muchacho de 21 años terminó en el hospital luego de un confuso episodio que se produjo hace dos semanas en colectora Norte y Colombres. Sobre el caso hay dos versiones.


Un muchacho de 21 años terminó en el hospital luego de un confuso episodio que se produjo hace dos semanas en colectora Norte y Colombres. Sobre el caso hay dos versiones. La Fiscalía sostuvo que un grupo de personas, familiares entre sí, atacaron al muchacho al que dejaron inconsciente, mientras que el imputado sostuvo que salió en defensa de su padre junto con otros familiares cuando se enteró de que intentaban balearlo. El juez Luis María Caterina no dejó de lado las dudas sobre la forma en que ocurrieron los hechos, aunque entendió posible la existencia de una legítima defensa de terceros. Si bien mantuvo la imputación fiscal, que le achacó al muchacho el delito de lesiones graves, le dio la libertad con limitaciones y dispuso una restricción de acercamiento.

Una camiseta de Newell’s con el número 20 fue la clave para detener a uno de los sospechosos de la golpiza. Según la versión policial un llamado al 911 por disparos en la colectora que corre paralela a la autopista Brigadier López alertó en la mañana del pasado sábado 13 a los uniformados que se dirigieron al lugar. Al llegar había un joven herido. En un primer momento pensaron que estaba baleado, aunque luego determinaron que había sido fuertemente golpeado.

La filmación de la cámara de seguridad del lugar y un testigo del hecho pusieron la mira sobre Matías Ezequiel V., quien marchó preso. Según la teoría del fiscal Fernando Sosa, un grupo de personas golpeó a Nicolás Andrés P. con palos y piedras. Incluso en una filmación se observa al sospechoso con estos elementos en la mano.

En su declaración, Matías V. reconoció el hecho pero afirmó que salió corriendo de su casa cuando se enteró de que golpeaban a su padre; en ese contexto los agresores le dispararon y se defendió. En tanto, su padre sostuvo que tuvo una discusión con un vecino y al día siguiente cuando pasó por el lugar dos hombres lo interceptaron, uno le pegó una patada y se fue a buscar un arma al grito de “ahora te mato”, mientras el otro lo pateaba. El hombre corrió en dirección contraria a su casa. Mientras tanto, sus hijos llegaron en auxilio. Escuchó una detonación dirigida a sus vástagos y allí se inició una pelea donde uno de ellos le pegó a la víctima, quien tuvo traumatismo de cráneo y rostro y rotura de tabique nasal.

En libertad condicional

En una audiencia desarrollada la semana pasada, el fiscal sostuvo que la lesión supera los 30 días de curación y requirió calificar el caso como lesiones graves. A su vez, pidió prisión preventiva por 60 días, a lo que sumó la existencia de una condena a tres años por robo en la que el imputado actualmente se encuentra en libertad condicional.

A su turno,  el defensor oficial Diego Villar sostuvo que se trató de una legítima defensa de terceros, cuestionó el testigo y presentó el testimonio del padre. Por su parte, el juez Caterina refirió que el caso es confuso y mantuvo la calificación solicitada por Fiscalía, aunque admitió la posibilidad de profundizar en la teoría de la legítima defensa. A su vez, dispuso para el acusado una restricción de acercamiento a las personas con las que en forma primigenia se inició el conflicto.

Le meten dos tiros en la cabeza a un joven en la zona sudoeste

Un  joven de 19 años recibió dos tiros en la cabeza y uno en el hombro en las primeras horas de ayer en un confuso episodio que ocurrió en pasaje Giachino (ex 1836) al 3900, detrás del Fonavi de Rouillón y Seguí, en zona sudoeste. Aunque esta versión no fue confirmada por la pesquisa, uno de los rumores que surgieron sindicó como autor del violento ataque a un vendedor de drogas de otro barrio y tuvo como móvil que la víctima fue el tercero en discordia en su relación amorosa.

Según fuentes policiales, unos minutos antes de las 2 de ayer Elías, de 20 años, llevó a la guardia del Heca a su amigo Alexis R., de 19, desde pasaje Giachino al 3900 donde lo encontró malherido, a poco más de una decena de cuadras de su casa. Lo dejó en el centro de salud y no pudo aportar qué fue lo que había pasado.

En el hospital diagnosticaron que la víctima presentaba herida de arma de fuego en ojo izquierdo, cráneo y hombro derecho, por lo que quedó internada en la sala de cuidados intensivos en estado reservado.

En ese marco, los pesquisas indicaron que, como no aparecieron testigos, no descartan ninguna hipótesis. Por este motivo, fuentes del caso se excusaron de confirmar el rumor que surgió tras la agresión: que un transero de Empalme Graneros había sido el autor de la emboscada en represalia porque la víctima había empezado una relación amorosa con la novia de éste.

El caso quedó a cargo de la Fiscalía Regional Rosario con colaboración del personal de la PDI y de la comisaría 19ª, por razones de jurisdicción.

Comentarios